Las ensaladas también son para el invierno: nueve recetas originales y sabrosas

, 19 de febrero de 2016

Ensaladas de invierno

¿Quién dijo que las ensaladas sólo se pueden disfrutar cuando suben las temperaturas? El invierno también es una época estupenda para preparar platos frescos, ligeros y sabrosos. La clave para triunfar con nuestras ensaladas en los meses más fríos es apostar por los productos de temporada y jugar también con las preparaciones templadas. ¿Te animas a probar algunas de estas nueve recetas originales?

1. Ensalada tibia de lentejas

Ensaladas de invierno

Elige una variedad pequeña de lentejas marrones, como las de Puy o tipo beluga, y cuécelas al dente para que queden enteras y con un punto crujiente. Una vez escurridas, mezcla con tomates cherry cortados en cuartos, una cebolla roja picada fina, una zanahoria picada o rallada y unos rabanitos cortados finos. Aliña con aceite de oliva, vinagre de manzana, sal y pimienta, y añade un puñado de perejil fresco picado.

2. Ensalada de calabaza y remolacha con nueces

La calabaza y la remolacha son dos verduras típicas del invierno que combinan muy bien con frutos secos. Corta en cubos pequeños una rodaja de calabaza y haz lo mismo con una o dos remolachas previamente bien lavadas. Ásalas en el horno hasta que estén tiernas, unos 35 minutos a 200ºC. Cuando se enfríen, mezcla con una base de mezclum de lechugas, 100 g de nueces peladas y aliña al gusto con una vinagreta de mostaza y miel. Puedes agregar también queso cortado en cubitos.

3. Ensalada de berenjenas marinadas

Ensaladas de invierno

La berenjena a la plancha es una base deliciosa para una ensalada que estará muy buena tanto servida fría como templada. Corta la berenjena en rodajas finas y deja que escurra una media hora sobre un colador con sal, después enjuaga bien y cocínala a la plancha. Prepara una marinada mezclando 3 cucharadas de aceite de oliva con 1/2 cucharada de vinagre balsámico, el zumo de 1 limón, perejil o cilantro y un diente de ajo picado. Cubre las berenjenas con esta mezcla, salpimenta y sirve con queso feta, unas hojas verdes y, si quieres, algo de fruta fresca picada, como cerezas o fresas.

4. Ensalada de brócoli y coliflor al queso

Estas dos verduras son muy saludables, perfectas para sumar vitaminas en los días más fríos del invierno. Juntas hacen una ensalada sorprendente que gana mucho en sabor si le añadimos una salsa de queso. Corta en ramitos un brócoli y una coliflor del mismo tamaño y cuécelos al vapor hasta que estén en su punto, ligeramente crujientes. Aparte bate con un tenedor 50 g de queso roquefort con dos yogures naturales y una cucharadita de vinagre de manzana. Mezcla las verduras con la salsa de queso y añade unas hojas de escarola o rúcula fresca.

5. Ensalada de patata al estilo alemán

Ensaladas de invierno

A los alemanes les encanta la ensalada de patata y la consumen todo el año para acompañar carnes y pescados. Para prepararla empieza cociendo 4 patatas medianas hasta que estén tiernas por dentro, deja que se enfríen y retira la piel. Córtalas en cubos pequeños y mézclalas con unos cuantos pepinillos bien picados. Aparte bate 1 vaso de caldo de verduras con 4 cucharadas de vinagre, 1 cucharada de mostaza y 4 cucharadas de mayonesa. Mezcla este aliño muy bien con las patatas y sirve con cebollino fresco picado.

6. Ensalada de alcachofas y tomate

La alcachofa está de plena temporada y merece la pena aprovecharla para preparar recetas llenas de sabor como una buena ensalada. Limpia 12 alcachofas frescas dejando los corazones y cuécelas con un poco de agua, limón y aceite de oliva hasta que estén muy tiernas. Pica bien tres tomates maduros con un pimiento morrón asado y mezcla todos los ingredientes en una fuente. Aliña con buen aceite de oliva y salpimenta al gusto.

7. Ensaladas de naranja

Ensaladas de invierno

Una buena manera de dar un toque invernal a tus ensaladas es añadir naranjas y mandarinas, que están ahora en su mejor momento. Por ejemplo, sobre una base de canónigos y espinacas frescas reparte una cebolla roja cortada en rodajas muy finas, dos naranjas de mesa peladas y cortadas en gajos, y un par de cucharadas de aceitunas sin hueso. Aliña con aceite, vinagre balsámico y un poco de zumo de naranja recién exprimido.

8. Ensalada de bacalao

Ahora que es tiempo de Cuaresma y con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, ¿por qué no servir el bacalao en una rica ensalada? Puedes usar la base verde que más te guste, por ejemplo brotes de espinacas, lechuga hoja de roble o puedes usar verduras de temporada, como unas habas o judías verdes. Utiliza bacalao al punto de sal que puedes cocer en agua y desmenuza la carne con un tenedor, retirandolas espinas. Añade un toque fresco, por ejemplo con algo de fruta, y un puntito crujiente sumando almendras o nueces.

9. Ensaladas de pollo asado

Ensaladas de invierno

Una manera estupenda de aprovechar las sobras de pollo asado es en una buena ensalada. Corta la carne en lonchas finas o desmenuza con un tenedor y añádela a una base de rúcula y canónigos. Agrega unos tomatitos, zanahoria o apio picados en trozos pequeños, un puñado de frutos rojos y queso de cabra desmenuzado. Puedes aliñar con una vinagreta de miel o con una salsa ligera de yogur. Esta ensalada también puede ser un delicioso relleno de bocadillo.

Seguro que con estas nueve recetas de ensaladas para el invierno te hemos convencido de que también se puede disfrutar de una buena ensalada cuando todavía aprieta el frío. No las destierres al verano y aprovecha todas las posibilidades que nos ofrecen los productos de temporada para preparar platos muy saludables, variados y deliciosos.

En Mi Mundo Philips | Ensaladas en frasco, la forma más cómoda de comer en el trabajo

En Mi Mundo Philips | 7 formas de disfrutar de las ensaladas sin cansarse de ellas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.