Recetas fáciles para cocinar con los peques y sorprender a papá

No hay comentarios , 16 de Marzo de 2017

El próximo día 19 de marzo se celebra el Día del Padre, y se da la casualidad de que este año caerá en domingo. ¿Qué mejor ocasión para pasar un día estupendo en familia? Además de los regalos, te proponemos sorprender a papá con un menú muy especial que puedes preparar con los niños. A los peques les encantará colaborar en el festín ayudando en la cocina y pasaréis una jornada inolvidable.

Cocinar con los peques: algunos consejos antes de empezar

Animar a los niños a participar en las tareas de casa siempre es algo muy positivo para su aprendizaje y para estimular su curiosidad natural por el mundo de los adultos. Contar con ellos en la cocina es especialmente interesante porque así aprenden a valorar mejor la comida y les apetece mucho más probar ingredientes y platos nuevos. Es una buena manera de inculcarles buenos valores y de que asimilen hábitos de alimentación saludable en casa.

Los peques pueden colaborar en la cocina desde muy pequeños, siempre que adaptemos las tareas a su edad y mantengamos unas pautas básicas de seguridad. Es importante que nunca les perdamos de vista y tener siempre alejados los útiles y herramientas de cocina de riesgo, como cuchillos o fuentes de calor. Es una buena idea establecer unas reglas de cocina antes de empezar y recordarles, siempre con actitud positiva, lo que es peligroso y lo que no.

Para que la cocina sea segura y paséis un rato divertido elige recetas fáciles en las que puedan participar activamente, para que se sientan responsables y experimenten con sus propias manos. Asigna tareas según su edad y anímales a que sean creativos aportando sus ideas. No te preocupes por las manchas ni del emplatado final, se trata de pasarlo bien y de sorprender a papá con platos ricos de los que vuestros hijos se sientan orgullosos.

Un desayuno o brunch para papá

Ya que el Día del Padre cae en domingo una gran idea es organizar un gran desayuno o brunch en familia, un plan que nunca falla. El menú de brunch o de desayuno tardío no tiene reglas fijas y eso nos permite jugar con las recetas favoritas de los peques, platos sencillos que apenas requieren cocinar y que casi pueden hacer ellos solos. Dejándoles elegir aprenden al mismo tiempo a montar un desayuno equilibrado y saludable.

¿Qué no puede faltar? Por ejemplo, una barra de cereales y muesli, con gran variedad de frutos secos, mucha fruta natural ya preparada, zumos y batidos recién hechos con nuestra batidora o licuadora, una buena selección de tostadas y algún dulce casero. El clásico bizcocho de yogur lo podéis hornear el día antes o hacer unas magdalenas o muffins; los niños pueden ayudar a mezclar la masa y pesar los ingredientes.

Las tortitas y crêpes también son muy fáciles y siempre podéis ayudarlas cocinando la masa en la plancha o sartén, pero ellos darán el toque final agregando frutas, chocolate, mermelada o lo que les ocurra. Incluso podéis montar una tarta de crêpes o hacer una barra libre con muchos rellenos salados a elegir. Los huevos también sin un clásico, por ejemplo en tortilla o rellenos con atún o ensaladilla. Con una bandeja de charcutería y quesos que los peques pueden montar a su gusto, tenéis ya todo un desayuno de reyes.

Recetas fáciles para cocinar con niños

A la hora de pensar en un menú completo para cocinar con los peques de la casa hay que buscar recetas con las que se sientan cómodos. Es un día especial en el que además homenajeamos a papá, así que los caprichos están permitidos, y cuando son caseros se disfrutan mucho más. Así que hoy nada de platos complicados, se trata de dejar que metan las manos en la masa para pasarlo bien y que puedan dejar volar su imaginación para sorprender a papá.

  • Platos fríos. Las recetas frías sin cocción son las más prácticas y seguras. Por ejemplo, una buena ensalada de hortalizas frescas, de pasta o de arroz, en la que ellos pueden elegir todos los ingredientes y mezclarlos a su gusto. Una sopa fría como el gazpacho o el salmorejo también es fácil, solo hay que ayudarles con la batidora, y también podemos hacer un picoteo de picos o nachos con cremas caseras para mojar, desde hummus hasta aguacate o un dip de queso.
  • Bocadillos, sándwiches y tostas. A los peques les encantan los bocatas y sándwiches y ahora pueden aprender a montarlos ellos mismos pensando en papá. Si son muy pequeños puedes preparar tú el pan cortado y todos los ingredientes que ellos escojan para que solo tengan que hacer el montaje. ¿Y si los decoráis con alguna banderilla o pincho con pegatinas? Las tostas son todavía más fáciles y pueden ser el mejor aperitivo, por ejemplo jugando con muchas frutas diferentes combinadas con queso.
  • Hamburguesas y pizzas. La comida favorita de los niños también le encanta a los adultos, y papá quedará encantado con cualquiera de las dos opciones. Podéis ser creativos preparando hamburguesas saludables de pollo o pescado, incluso en versión mini o vegetariana. En cuanto a la pizza, los más mayores seguro que disfrutan amasando desde cero, pero una buena masa comprada también es una gran opción. Tan solo tendrán que estirarla con el rodillo y añadir todos los ingredientes que les apetezcan.
  • Postres rápidos. No hace falta agasajar a papá con una tarta de pastelería complicada y delicada, le hará más ilusión cualquier dulce que hayan hecho los peques con todo su cariño. Para evitar complicaciones lo mejor son los postres sin horno, como la típica tarta de galletas y chocolate, un tiramisú con café descafinado, helado, natillas, brochetas de fruta y chocolate o chocolatinas. Los vasitos son una buena opción, por ejemplo mezclando capas de yogur, galletas, fruta fresca, nata y chocolate picado.
  • Horneando con peques. Seguro que tienes tu receta infalible del clásico bizcocho de la abuela, galletas o las magdalenas de toda la vida. Los peques te pueden ayudar a preparar la masa y luego pueden decorarlos jugando un poco con chocolate fundido, adornos de azúcar o glaseado pintado de colores. Con una masa de hojaldre o de empanadilla también pueden hacer postres muy originales, formando piruletas con brochetas de madera y recortando caras sonrientes. ¿El relleno? Crema de chocolate,mermelada o dulce de leche son buenas ideas.

Cocinar con niños para sorprender a papá tiene que ser, sobre todo, divertido y sin complicaciones. Es una ocasión para pasar una jornada en familia y crear bonitos recuerdos, en la que los peques son también los protagonistas. Déjales desarrollar su imaginación animándoles a sacar su lado masterchef y seguro que os sorprenderán con su talento culinario. Lo que más les gusta es poner su toque personal al final de cada receta, y hoy casi todo está permitido. ¿Y si lo convertimos en una tradición familiar?

Fotos | iStock.com/Iryna Melnyk, shironosov, monkeybusinessimages, Kerkez, Iryna Melnyk, LanaSweet, Azurita

En Mi Mundo Philips | Los mejores electrodomésticos para cocinar con niños

En Mi Mundo Philips | Brinner, la moda de cenar el desayuno: cómo practicarlo en casa

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.