Remedios caseros para inducir el parto cuando ya no sabes ni qué hacer

, 5 de octubre de 2015

embarazada

Los bebés tienen su hora de llegada. Por mucho que exista una fecha prevista de parto, hay bebés que se adelantan y otros que se atrasan. Los médicos suelen esperar a que pasen unos 10 o 12 días tras la fecha prevista para provocar el parto con oxitocina, pero si ya estás de 41 semanas, ves que el momento del parto se atrasa, posiblemente estés bastante desesperada por dar a luz de una vez. Te contamos algunos remedios caseros que pueden ayudar a provocar el parto, aunque, recuerda, que no tienen por qué ser efectivos siempre:

Una sesión de masaje y acupuntura

Una masaje relajante seguro que no te viene mal, sobre todo para aliviar tu espalda que está sufriendo.  También algunos estudios afirman que una sesión de acupuntura puede provocar el parto, pero eso sí, busca un profesional experto y con licencia, especializado en este tipo de masajes y sesiones a embarazadas. Y si te sientes incómoda o te hace daño, páralo de inmediato.

Practicar sexo

Siempre que no hayas roto aguas y no esté en el proceso del parto con el cuelo del útero dilatado, es seguro practicar sexo, y sobre todo, recibir el semen dentro de ti. El esperma contiene prostaglandinas, que son, precisamente, las hormonas que se utilizan para inducir el parto. Además, si llegas al orgasmo, todavía mejor, porque los orgasmos provocan contracciones en el útero y además liberan oxitocina, la hormona que entra en funcionamiento cuando nos ponemos de parto

Comer piña o chocolate

La piña fresca (no sirve la congelada o la enlatada) tiene la encima bromelaína, la cual dicen que funciona como la prostaglandina, es decir, que ayuda en la maduración y ablandamiento del útero, lo que puede ayudar a provocar el parto. Esta madre cuenta su experiencia con la piña. Otro alimento consumido para estimular al bebé a nacer es el chocolate. El bebé se moverá más y puede que así se desencadene le parto.

El té de hoja de frambuesa

La hoja de frambuesa ayuda a tener un útero más fuerte y causa contracciones en el útero, facilitando que el parto sea más rápido y más fácil. Usa este remedio tradicional con precaución, consumiendo primero pequeñas cantidades y poco a poco aumentando la dosis.

Mueve la pelvis con la pelota de dilatación

Realizar ejercicios con la pelota de dilatación resulta muy conveniente en las últimas semanas de embarazo, no sólo te sentirás más aliviada en la zona lumbar sino que además ayudarás a que el bebé se coloque en la posición correcta para el parto. Si además el bebé baja y presiona con su cabeza el cérvix, la dilatación irá más rápida. En muchas salas de parto ya disponen de este tipo de pelotas.

Si pruebas todos estos trucos y aún así no empieza el parto, aquí tienes todavía más remedios recomendados para adelantar el parto, pero recuerda que el bebé llegará tarde o temprano cuando llegue su momento.

Foto | Flickr Teresa Rodríguez

En Mi Mundo Philips | Las muchas y dispares diferencias entre el primer embarazo y el segundo contadas por cinco madres

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.