Ideas para reutilizar el agua de cocer verduras

, 14 de abril de 2016

Reutilizar el caldo de las verduras

A la hora de sumar productos vegetales a nuestros menús no solo tenemos una gran variedad de verduras y hortalizas entre las que elegir, también hay muchas ténicas de cocina para prepararlas. La cocción en agua es una de las más socorridas y sencillas pero, ¿sabías que ese caldo está lleno de sabor y nutrientes? Sería una pena desperdiciarlo, así que hoy te damos algunos consejos para aprender a reutilizar el agua de cocer verduras.

¿Por qué reutilizar?

Al cocinar cualquier alimento en un líquido, como sucede habitualmente con las verduras y el agua corriente, éste absorbe una parte de sus propiedades. Cuando más tiempo dure la cocción y a mayor temperatura, más sabor y más nutrientes cogerá ese agua. Por eso se recomienda hervir los ingredientes el tiempo justo, para limitar la pérdida de vitaminas y minerales, pero una buena manera de recuperar lo que perdemos es precisamente usar ese caldo. Conseguiremos añadir más sabor y también ahorrar agua.

Reutilizar el agua como si fuera caldo

Caldo

En realidad, el líquido en el que hemos cocido las verduras no es más que un caldo simple. Puedes colarlo con un filtro para desechar las posibles impurezas que se hayan desprendido de los vegetales, y después simplemente guardarlo en un recipiente hermético en la nevera. Si no lo vas a usar en varios días también se puede congelar mejor en porciones pequeñas para emplearlas según las necesites.

¿En qué podemos aprovechar este caldo vegetal? En todo tipo de recetas, desde guisos, sopas y potajes hasta arroces, risottos o incluso salsas de pasta. Por ejemplo, prueba a cocer un puñado de arroz o fideos con ese agua, salpimentando al gusto, y añade un poco de aceite de oliva, huevo duro picado y taquitos de jamón. Otra opción es la versión marinera, cociendo pescado limpio o unas gambas peladas.

Para enriquecer tus platos

Caldo

Aunque no vayas a preparar un plato de cuchara también puedes reutilizar el agua de cocción. Añade un poco a los salteados de carne o verdura, enriquece las salsas o rehoga la pasta y el arroz cocido con ella. También puedes usarla para preparar marinados o para sumar vitaminas a zumos y batidos verdes. Si necesitas ligar una crema o una bechamel, un chorrito de caldo irá de maravilla, así como en las papillas y potitos de bebé.

Piensa que el agua de cocer verduras no es más que un caldo ligero lleno de vitaminas y minerales, digestivo y diurético, totalmente natural y saludable. Prueba a beberlo bien frío como si fuera agua mineral para rehidratarte, o incluso utilízala para regar las plantas. Seguro que se te ocurren más usos para aprovecharla, ¿te animas a reutilizar el agua?

En Mi Mundo Philips | ¿Sabes arreglar una sopa demasiado salada?

En Mi Mundo Philips | Cómo quitar la grasa de los caldos para hacerlos más ligeros

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.