Un robot barista en San Francisco sirve el café perfecto en segundos

No hay comentarios , 13 de Marzo de 2017

Las nuevas generaciones lideradas por millennials están llevando a Estado Unidos a apostar fuerte por el café de especialidad, más allá del típico café americano. En San Francisco viven auténtica pasión por su espresso y se forman largas colas en los locales de moda. ¿Cómo solucionarlo? En el Café X te espera el primer robot barista que te sirve la taza perfecta en segundos.

¿Es la robótica el futuro de las cafeterías?

La tecnología no deja de avanzar y el futuro inmediato está en la robótica, que cada vez se utiliza en más ámbitos de la vida. Pero, ¿podría cambiar también el funcionamiento de las cafeterías? ¿Nos acercamos a un mundo lleno de robots preparando café? No hay que asustarse, los baristas de carne y hueso seguirán ahí, pero los creadores de este robot creen que ambos podrían convivir para ofrecer una experiencia perfecta.

Tras los primeros pasos en Hong Kong, la compañía Cafe X Technologies ha aterrizado a principios de este año en San Francisco abriendo el primer local con un robot que prepara y sirve el café en apenas unos segundos. La idea de sus fundadores es ofrecer un café perfecto, sin variables que puedan afectar a su preparación, y sin tener que esperar largas colas.

El robot barista que sabe lo que te gusta

Bautizado como Morgan, este robot es en realidad un brazo robótico que no tiene ninguna apariencia humana, pero sí es de lo más funcional. Funciona en conjunto con unas cafeteras de última generación que son las que preparan el café, y Morgan termina el servicio escogiendo y distribuyendo cada pedido bajo demanda del cliente.

El menú es escueto pero todo lo completo que se podría esperar de una cafetería que apuesta por el buen café, incluyendo espresso, americano, capuccino, flat white o cortado. Nada de añadidos hipsters o peticiones extravagantes: un espresso es un espresso. El cliente puede hacer su pedido desde su teléfono con la app del café, o elegirlo en la tableta de la cafetería; en cuestión de segundos tendrá su café listo. Puesto que se paga también directamente de forma virtual, no hay que esperar a que te cobren o te devuelvan el cambio.

Es sin duda una forma inteligente de aplicar las últimas tecnologías al mundo del café. Teniendo el servicio totalmente robotizado, los empleados se pueden centrar en aspectos como cuidar la calidad de los granos de café y su tueste. ¿Será este el camino a seguir? Quizá tiene más futuro en las cafeterías de paso antes de ir al trabajo, cuando ahorrarte la cola realmente merece la pena. Yo sigo prefiriendo disrutar de mi café favorito sin prisas y con calma.

Fotos | Claire Bentley (The Hatch Agency)

En Mi Mundo Philips | La razón por la que el café americano nos parece más aguado

En Mi Mundo Philips | Preciosas postales que tendrás que completar con tu taza de café

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.