Rojeces, escamas, sequedad… Cuida la piel de tu rostro ahora que viene el frío

, 10 de noviembre de 2016

20161109_piel_01

No solo de afeitarse vive el rostro del hombre y, si tenemos en mente que el calor es agresivo para nuestra piel, lo cierto es que el frío no es mucho mejor. Toma nota de nuestros consejos para cuidarla al máximo, ahora que parece que por fin ha llegado el frío.

Si te fijas, notarás que la piel de tu rostro está más reseca en otoño e invierno y puede que, incluso, tengas rojeces, escamas o erupciones. Tranquilo, es normal. Se debe a las bajas temperaturas, al viento, la lluvia, etc. Vamos, a las inclemencias de la época del año en la que estamos.

Pero aunque sea normal, no debes descuidarte. Con una sencilla, pero muy eficaz, rutina diaria y semanal podrás combatir estos efectos negativos.

Crema hidratante

20161109_piel_02

Mantener la piel bien hidratada es importantísimo para que esté saludable. Y por hidratar no quiero decir que le eches agua fresquita cada mañana. Me refiero a que debes usar una crema hidratante a diario (si es mañana y noche, mejor que mejor).

Si a estas alturas de la película aún te asusta posibilidad de usar cremas, tengo dos cosas que decirte: una es que no va a afectar a esa imagen de macho ibérico que tienes (acaba ya con ese prejuicio, por favor) y la otra es que no vas a tener que gastarte ningún dineral. Hay hidratantes muy asequibles y de gran calidad.

Lo de verdad importante es que se adecue a tu tipo de piel y para ello lo mejor es que te dejes asesorar en un establecimiento especializado, donde te echarán una mano encantados de la vida. Si dudas, pide muestras para probar diferentes opciones. Eso sí, asegúrate que tenga algo de protección ante los rayos UVA.

Limpieza diaria

20161109_piel_03

Pero atención, porque antes de echarte la crema hidratante, debes limpiar bien el rostro de impurezas, para que pueda absorber bien el producto. Para ello, nada de usar gel de baño o algo parecido. Tienes que recurrir únicamente a geles faciales específicos para la piel masculina (de nuevo, déjate asesorar).

El proceso no tiene mayor misterio: humedeces el rostro con agua tibia para que se abran los poros; aplicas el gel limpiador evitando el contorno de los ojos; aclaras con agua fría para que los poros se vuelvan a cerrar, y secas con una toalla limpia (utiliza una solo para la cara). Tras ello, aplica la crema hidratante.

Contorno de ojos

20161109_piel_04

Quitando algunas excepciones, las cremas hidratantes no suelen ser adecuadas para la piel del contorno de los ojos, que es mucho más fina. Por ello, tienes que recurrir a una específica para esta zona de la cara. Las hay en varios formatos, pero si eres de los que van con prisa, te sugiero que recurras a los de tipo roll-on.

En cuanto al efecto, suelen ser para tratar las ojeras, las bolsas o las arrugas. Aquí ya dependerá de tus necesidades propias. Aplícalo también a diario.

Exfoliación y mascarilla semanal

20161109_piel_05

Una vez a la semana debes exfoliar la piel del rostro, para eliminar en mayor profundidad las impurezas, y aplicar a continuación una mascarilla nutritiva. El modo de hacerlo ya os lo expliqué hace unas semanas en este otro post. Estemos en verano o en invierno, el modo de exfoliar el rostro es exactamente igual.

No te olvides de los labios

20161109_piel_06

Una zona de la cara que solemos descuidar mucho los hombres es los labios. Mal hecho, ya que sufren muchísimo a causa del frío, cuarteándose con facilidad. También hay productos para esto, aunque la clave va más allá de comprar alguno: deberás crear el hábito de tenerlo cerca y aplicarlo cada poco tiempo.

Bebe mucha agua

20161109_piel_07

Por último, y siguiendo con la importancia de la hidratación de la piel, no debemos olvidarnos de beber mucha agua. Con las bajas temperaturas nos suele apetecer menos y, por lo tanto, descuidamos el consumo de agua. Mal hecho.

Una correcta hidratación se traduce también en una piel más saludable, por lo que te aconsejo que tengas siempre a mano tu botella o vaso de agua mineral para beber a cada rato, incluso si no tienes sed. Tu rostro te lo agradecerá.

Imágenes | iStock.com/vadimguzhva | iStock.com/djiledesign | iStock.com/nd3000 | iStock.com/LuckyBusiness | iStock.com/LarsZahnerPhotography | iStock.com/LuckyBusiness | iStock.com/puhhha
En Mi mundo Philips | Paso a paso para afeitarte y conseguir una barba candado

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.