Cómo saber si necesitas un centro de planchado o una plancha

, 7 de febrero de 2017

centro de planchado philips

La plancha es una de las tareas básicas del hogar que más divisiones crea, pues a todos nos gusta tener la ropa impecable pero suele dar mucha pereza. Ya te hemos contado algunos trucos para convertirlo en algo mucho más llevadero, pero el primer paso es saber elegir el aparato que más se adapta a tus necesidades. ¿Centro de planchado o plancha? ¿Cómo saber cuál necesitas?

Las ventajas de un centro de planchado

Los centros de planchado son la última gran novedad en el mercado de las planchas de hogar con los que seguramente hubieran soñado nuestras madres y abuelas. Aprovechan la tecnología más avanzada para que la tarea de planchar la ropa sea lo más llevadera posible, ahorrándonos tiempo y esfuerzo con cualquier tejido. Entre sus características y ventajas destacan:

  • Tiene un depósito de agua independiente de gran capacidad para generar vapor.
  • Puede utilizarse durante largos periodos de tiempo sin tener que parar a recargar.
  • Posee una gran potencia de vapor que se genera de forma continuada.
  • Permite planchar más rápido de forma más eficaz hasta las arrugar más difíciles.
  • La estación base permite bloquear la plancha para una mayor seguridad.
  • Se transporta fácilmente sin riesgo de quemaduras.

¿Plancha o centro de planchado?

Está claro que los centros de planchado ofrecen grandes ventajas frente al planchado tradicional y convencen de primeras a todo el que lo prueba. Pero, ¿realmente lo necesitas? Una buena plancha de vapor también te permite acabar con cualquier arruga hasta en las prendas más delicadas, ¿cómo saber qué opción elegir? Todo depende de tus necesidades:

  • Un centro de planchado es más voluminoso que una plancha más compacta y fácil de guardar en cualquier armario, por pequeño que sea.
  • Si sois muchos miembros en tu familia y el cesto de la ropa sucia parece que siempre está lleno, un centro de planchado facilita mucho la tarea de planchar coladas grandes.
  • Cuando tenemos la suerte de disponer de un cuarto para lavar y planchar la ropa, el centro de planchado será mucho más práctico al poder dejarlo siempre listo para usar.
  • Los hogares más pequeños en los que la ropa no se lava tan a menudo, una plancha de vapor más sencilla puede ser el aliado perfecto para acabar con las arrugar más ocasionales.
  • Una plancha es más económica pero el centro de planchado es mejor inversión si tenemos coladas casi todos los días.
  • Por necesidades laborales hay quien necesita vestir cada día ropa impoluta, siempre perfecta y como nueva, y para ello un centro de planchado es el mejor aliado.
  • La plancha tradicional es más ligera y se maneja más rápida y fácilmente cuando son pocas prendas las que toca planchar.

En definitiva, la elección entre una plancha o centro de planchado depende, sobre todo, del espacio que tengamos en casa y del volumen de ropa y la frecuencia con la que hacemos la colada. Y recuerda que no tienen que ser excluyentes: aunque inviertas en un centro de planchado puedes tener también una plancha más pequeña para esas arrugas más ocasionales o acabados rápidos de última hora. ¡No hay elección errónea!

En Mi Mundo Philips | Trucos para cuidar la plancha de vapor

En Mi Mundo Philips | Cómo acabar con la tarea de planchar rápidamente

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.