¿Sabes cuidar bien de tus pijamas?

, 2 de marzo de 2017

 

Ya hemos comentado en otras ocasiones lo importante que es mimar nuestra ropa para que esté siempre como nueva. Pero puede que nos centremos demasiado en la colada de la ropa de diario y se nos olviden otras prendas que también merecen nuestra atención. Si hace poco repasamos algunos trucos para cuidar de la cama, hoy nos vamos a fijar en los pijamas, porque la ropa que nos ponemos para dormir es igual de importante.

¿Con qué frecuencia lavar los pijamas?

La respuesta obvia sería simplemente cuando están sucios, pero con la ropa de dormir no parece algo tan sencillo. Los días pasan muy rápido y vamos agotados a la cama, así que es normal olvidarse un poco de comprobar el estado del pijama con la frecuencia que deberíamos. Por las mañanas vamos con tantas prisas que como mucho los dejamos airearse al abrir la ventana, pero no nos planteamos tanto si ya les toca unirse a la colada.

Esto es un error porque pasamos muchas horas con las mismas prendas puestas, y, por tanto, nuestra piel está en contacto con esas telas. Con los movimientos nocturnos se desprenden de forma natural células muertas y cabellos, se pueden acumular ácaros y el simple uso diario ensucia los tejidos. Si tenemos la piel muy sensible o vivimos en zonas más cálidas y húmedas, lo ideal sería lavar el pijama cada tres noches, pero si te parece exagerado puedes extender el plazo hasta una semana.

Consejos para lavar los pijamas

  • Lo habitual es que el pijama sea de algodón y aguante muchos lavados sin problemas, pero conviene repasar la etiqueta de cada prenda para comprobar las recomendaciones de lavado del fabricante.
  • Cuida especialmente de los pijamas de seda y franela, que se desgastan mucho más rápido con el uso y pueden perder la suavidad que los caracteriza. Nunca sobrepases los 60ºC de temperatura en el lavado.
  • Lava siempre las piezas del revés para que no aparezcan desperfectos en los tejidos.
  • No caigas en la tentación de poner demasiado suavizante, puede ser contraproducente.
  • Recuerda tender la ropa rápidamente después del lavado para que no acumule humedad.
  • Plancha los pijamas como cualquier otra prenda. Así se conservarán mejor durante más tiempo y estarás más a gusto y con más comodidad cuando te lo pongas.
  • ¿Quieres retrasar aún más la colada de la ropa de dormir? Dúchate cada día justo antes de ir a la cama.
  • Aprovecha las ventajas del vaporizador Steam&Go para dar un repaso todos los pijamas de la familia para eliminar alérgenos y bacterias y alargar más su vida útil.
  • Guarda los pijamas que no uses o al cambiar de temporada bien doblados y en un apartado del armario especial para ellos, siempre emparejados.

Fotos | iStock.com/Fedinchik, XiXinXing

En Mi Mundo Philips | Consejos para cuidar tu cama y dormir como los angelitos

En Mi Mundo Philips | Buenas pautas para evitar el caos al hacer la colada

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.