Sardinas en Cuaresma, ¿cómo cocinarlas sin malos olores en casa?

No hay comentarios , 14 de Marzo de 2017

Aunque ya no se cumpla la abstinencia como antaño, en Cuaresma y Semana Santa nos gusta preparar platos tradicionales de esta época. Además del bacalao, son típicas las recetas de sardinas, un pescado azul muy saludable y realmente delicioso. Pero, ¿cómo podemos cocinarlas en casa evitando los típicos malos olores? Apunta estos trucos y disfruta de este manjar.

Una tradición la mar de saludable

La Cuaresma es el periodo que transcurre entre el Miércoles de Ceniza y el inicio de la Semana Santa, justo después de las fiestas de Carnaval. Antiguamente era una época en la que se dejaban de lado los grandes manjares para guardar abstinencia y practicar ayuno. Aunque la costumbre ha ido variando a lo largo del tiempo, quedó como tradición no comer carne los viernes de estas semanas.

Por eso los pescados más populares como el bacalao y las sardinas son los reyes de las mesas en estos días, y aunque ya no sigamos la tradición religiosa podemos aprovechar la excusa para disfrutarlos en casa. Las sardinas son un pescado azul muy saludable, rico en omega-3 y en vitaminas de alta calidad. Además es una gran fuente de vitaminas y minerales esenciales, por lo que son perfectas para la dieta de toda la familia.

Cómo cocinar sardinas evitando los malos olores

Aprovechemos la excusa de la Cuaresma para disfrutar en casa del sabor y las propiedades de las sardinas, pero eso sí, evitando los malos olores en la cocina. ¿Quieres saber cómo? Toma nota de estos trucos:

  • Sardinas al papillote. Esta técnica no solo es fácil, saludable y rápida, también evitará que los malos olores se dispersen por tu cocina. Envuelve las sardinas en paquetitos de papel de aluminio completamente cerrados, con un poco de limón, aceite y algunas hierbas al gusto. Las puedes cocinar al horno o en el microondas, cambiando el aluminio por papel sulfurizado de hornear.
  • Sardinas a la sal. Como si fueran doradas o lubinas, prepara las sardinas en el horno con la técnica de la sal. Mezcla abundante sal gorda con clara de huevo, cubre el fondo de una fuente, deposita las sardinas y cúbrelas con más sal. Cocina unos 10-13 minutos a 180ºC.
  • Horno sin olores. Para que el horno quede totalmente libre de olor a pescado coloca dentro, después de sacar las sardinas, una bandeja llena de agua caliente con un limón en trozos. Deja actuar cinco minutos, apaga el horno y espera a que se enfríe con la bandeja dentro.
  • Todo limpio. En cuanto a los utensilios de cocina y las manos, para deshacerte de los olores también puedes usar el limón, frotando con su zumo todas las superficies. Después, deja a remojo en agua tibia con lavavajillas y un poco de bicarbonato antes de lavarlo todo como siempre.

Mientras esperamos al verano con su temporada de barbacoas y espetos de sardinas en la playa, podemos empezar ya a disfrutar del manjar de las sardinas también en casa. Que los malos olores no sean una excusa, ¿cómo te gusta a ti cocinarlas?

En Mi Mundo Philips | Cómo hacer palomitas de maíz originales en casa

En Mi Mundo Philips | Brinner, la moda de cenar el desayuno: cómo practicarlo en casa

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.