Se acabó el café aguado: utiliza cubitos de hielo hechos con café

, 16 de junio de 2017

Por mucho que nos guste el café caliente recién salido de nuestra cafetera, cuando aprieta el calor veraniego somos muchos los que nos pasamos al café con hielo. El problema es que los cubitos además de enfriar terminan aguando la bebida, pero la solución es muy sencilla. Aprende la receta definitiva para preparar el mejor café con hielo.

No renuncies al mejor café en verano

En verano tenemos muchas opciones para disfrutar del café muy frío, pero a los que nos gusta un buen espresso se hace difícil compaginarlo con el calor. Cuando pedimos café con hielo en una cafetería nos suelen traer la taza y un vaso lleno de hielo al lado, pero es una solución un poco chapucera, todo hay que decirlo.

Los cubitos ya vienen medio derretidos y al echar el café caliente se funden casi al instante, así que al final la bebida no está tan fría como nos gustaría y, lo que es peor, se agua el café. Puede que a los americanos les guste este método, pero en realidad estamos estropeando una buena taza. La mejor solución podemos aplicarla en csa.

Ingredientes y utensilios

  • cafetera espresso superautomática como la Philips Serie 3000
  • café en grano
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • cubitera
  • leche o bebida vegetal
  • azúcar o edulcorante al gusto

Cómo hacer el mejor café con hielo

Para esta receta tenemos que empezar a prepararla con una o dos horas de antelación, o el día antes. Preparamos un café bien largo, o dos o tres cafés cortos, con nuestra cafetera superautomática como lo haríamos siempre. Necesitamos unos 200-250 ml de café.

Mezclamos en una jarra y dejamos que se enfríe. Podemos aromatizar el café añadiendo a la jarra una vaina de vainilla abierta y una pizca de sal, para potenciar el sabor. Cuando se enfríe, la retiramos.

Llenamos una o dos cubiteras con el café  usando directamente la jarra para verterlos sin problemas, con cuidado de no llenarla demasiado. Mejor elegir una cubitera con los huecos no demasiado grandes. Llevamos al congelador y dejamos que se formen los cubitos al menos una hora.

Para servir tenemos varias opciones. Si queremos un café con leche muy refrescante, depositamos unos cuantos cubitos de café en una copa o vaso y vertemos encima leche o bebida vegetal fría, para que el hielo se vaya fundiendo poco a poco, liberando el café.

Si preferimos una bebida 100% café solo tenemos que preparar de nuevo un café a nuestro gusto y mezclarlo con los cubitos preparados. Recuerda que se multiplicará el sabor del café, así que mejor ajusta la cafetera para que no salga demasiado intenso.

Degustación

Lógicamente, estas bebidas de café con hielo piden ser degustadas al momento, muy frías, en copas o vasos altos para ver cómo los cubitos de café se funden poco a poco. Podemos endulzarlo al gusto usando azúcar blanquilla, azúcar moreno, miel o edulcorante al gusto. Merece la pena tener siempre una reserva de cubitos de café en el congelador para disfrutarlos todo el verano.

¿Cómo tomas tú el café cuando hace calor?

En Mi Mundo Philips | Cómo el café está cambiando la alta gastronomía

En Mi Mundo Philips | ¿Y a ti cómo te gusta por las mañanas?

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.