Seis dramas de invitada de último momento y cómo solucionarlos

, 13 de mayo de 2019

iproblemas invitadas de boda

Ser invitada de boda/bautizo/comunión es divertido e ilusionante. Inviertes tiempo y cariño en elegir todos los detalles de tu look, te coordinas con tus amigas sobre los colores que vais a llevar e incluso incluyes algún guiño hacia los protagonistas de la ceremonia. Pero, ¿qué pasa si en el último momento falla algo? Que entras en pánico. Estos son los dramas de invitada más comunes… y cómo solucionarlos.

Drama 1: medias rotas

Un clásico entre los clásicos. Justo cuando vas a salir de casa oyes un pequeño crujido. Bajas la vista y lo ves: tus medias se han roto y no tienes otras de repuesto. ¿Qué hacer en este caso? Si la carrera no se ve (es decir, si va por debajo de tu ropa), echa mano de un pintauñas transparente. Da una pequeña pincelada en el inicio y fin de la carrera y lograrás que no se extienda más.

problemas invitadas de boda

Si la rotura de la media es visible, plantéate quitártelas (es primavera, seguro que tu look te sienta igual de bien sin ellas) o tirar de un contacto de confianza -tu madre, una amiga o tu hermana- para que te acerque unas al sitio de la celebración.

Drama 2: una mancha en mi vestido

Te estás mirando al espejo antes de salir y tienes la brillante idea de echarte colonia. Pero la colonia no se lleva bien con los vestidos satinados tan de moda esta temporada. Y se queda una mancha en tu escote cuando pulverizas el perfume. ¡Ataque de pánico (habla la voz de la experiencia)!

En este caso, no puedes entretenerte a limpiar el vestido (porque no se va a ir a menos que lo metas en la lavadora), así que puedes, por un lado, añadir un broche o flor en la zona si el look lo admite. Si no, puedes optar por un fular o chaqueta. Y, si tampoco encaja, tira de actitud y haz como si no hubiera pasado nada. Lo que a tus ojos es un drama máximo, a los del resto pasará desapercibido.

problemas invitadas de boda

Drama 3: arrugas por doquier

Te has confiado. Dejaste el vestido en el armario en perfecto estado y, justo cuando te lo vas a poner, lo ves repleto de arrugas. Y no tienes tiempo para encender la plancha, esperar a que se caliente y dejar impoluto el vestido. ¿Y ahora qué? Las planchas verticales manuales de Philips, como esta, te sacarán de este tipo de apuros. En solo unos instantes tendrás tu prenda lisa y lista para vestir.

problemas invitadas de boda

PD: cuando el resto de tu familia o amigos vean lo perfecto que queda tu vestido, te pedirán la plancha para dejar su look igual.

Drama 4: esa del espejo no soy yo

Quizá compartas un drama muy común: odias cómo queda tu pelo al salir de la peluquería. Porque te resulta muy rizado, muy liso, muy artificial, muy poco natural, muy poco tú. Pero, pese a que la última vez dijiste que te peinarías tú misma para la próxima celebración, has vuelto a ir a la pelu. Y has vuelto a salir descontenta.

problemas invitadas de boda

Seguramente, no hará falta que deshagas tu peinado por completo para volver a sentirte tú: bastará con unos pequeños retoques. Enchufa tu plancha de pelo Philips y alisa ese flequillo que no te gusta o moldea esas puntas que han quedado demasiado listas. Voilà: vuelves a reconocerte en el espejo.

Drama 5: no puedo caminar ni hasta el taxi

A veces, compramos por los ojos. Esas sandalias de taconazo que parecen más una escultura que un zapato combinan a la perfección con nuestro vestido y nos las llevamos de casa a la tienda sin prestar demasiada atención a lo cómodas o incómodas que eran. Pero ha llegado la hora de la verdad, la hora de caminar con ellas y apenas puedes ir hasta el taxi.

En primer lugar, lleva contigo unos zapatos de repuesto para cambiarte cuando no puedas más. En segundo lugar, si vas a llevar medias, minimizarás las rozaduras que puedan hacer en tus pies. Y, en tercer lugar, si no vas a llevar medias, embadurna tus pies con crema hidratante antes de calzarte esos zapatos: te creará una suerte de película protectora y hará que tus pies encajen mejor con ellos.

problemas invitadas de boda

Para la próxima vez, camina con esas sandalias antes de estrenarlas para domarlas y evitar este problema.

Drama 6: hace más frío del que pensaba

La primavera puede ser traicionera. Puedes pensar que un 20 de mayo hará un tiempo estupendo, pero que el día amanezca ventoso y fresco. ¿Qué hacer si tu look de invitada es un vestido de tirantes y unas sandalias?

Además de llevarte a la celebración tu chupa de cuero (encaja con prácticamente todos los looks y les da un aire desenfadado), hay un truco de invitada experta: utilizar parches de calor deportivos. Sí, como lo lees: esos parches que se emplean para dar calor en los deportes de invierno (se pegan a la ropa, no se ven y aportan calor durante 5 horas) pueden ser tus mejores aliados. Un extra: también existen parches específicos para los pies, por si no piensas renunciar a tus sandalias.

Imágenes | Philips, Unsplash – Amanda Vick, Amy Kate, Eric Ward, Manki Kim, Element5 Digital,

En Mi Mundo Philips | 13 looks que toda invitada de bodas querría llevar

En Mi Mundo Philips | ¿Boda a la vista? Péinate tú misma para lucir natural y sofisticada

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.