Semana Mundial de la Lactancia Materna: 11 consejos para compaginar la lactancia con tu ritmo de vida

No hay comentarios , 2 de Agosto de 2017

Todas tenemos días en los que queremos tirar la toalla con la lactancia materna. No siempre es fácil, no siempre es idílico, pero merece la pena. Por la salud del bebé, por la tuya y por todos los momentos dulces y tiernos que compartirás con tu bebé recién nacido. Ahora que se celebra la semana de la lactancia materna queremos que se normalice y que sea más fácil compaginar la lactancia con tu ritmo de vida para que ambas sean perfectamente compatibles.

  1. Busca ayuda para que la lactancia sea más fácil: la matrona, amigas que hayan dado pecho anteriormente y te puedan ayudar con los consejos, tu pareja o tu familia para que eche una mano en casa mientras tú das el pecho, o encuentra la sede de La Liga de la Leche más cercana a tu casa.
  2. Utiliza un sacaleches. Familiarizate con su uso, encuentra el momento en el que más fácil para ti sea extraerte leche, úsalo en el trabajo y refrigera la leche materna justo después de la extracción.
  3. La lactancia no tiene por qué ser o todo o nada. Si ves que al principio de la lactancia no te ha subido suficiente leche, si ves que te va a resultar muy difícil compatibilizar la lactancia con el trabajo porque no puedes extrarte leche, también puedes optar por la lactancia mixta. Alternas leche de fórmula con leche materna y el bebé sigue beneficiándose de sus propiedades.
  4. Busca ropa con la que sea fácil amamantar en cualquier momento. Las camisetas de lactancia, como éstas de H&M, se pueden llevar bajo cualquier vestido, top o camisa para que te sea más cómodo dar el pecho estés donde estés.
  5. La lactancia nocturna puede ser dura. Hay bebés que se despiertan en medio de la noche para mamar y no existe una edad mágica en la que dejan de hacerlo. No tiene nada que ver con que tomen biberón o sean amamantados. Encuentra la manera en que te sea más fácil hacerlo: en tu cama si practicas el colecho, si lo haces tumbada puedes dormirte mejor tras la toma, en el sofá, en una butaca junto a su cuna,…
  6. Dar el pecho es normal y natural. Puedes hacerlo en cualquier sitio sin sentirte incómoda. Cada vez más lugares disponen de salas de lactancia, y en ningún momento te pondrán reparos ni dificultades para alimentar a tu hijo. Salvo contadas excepciones, la gente suele ser amable y comprensiva con la lactancia.
  7. Aunque la lactancia debe ser a demanda, una vez que está bien establecida puedes adaptarla a tus horarios. Si tienes que trabajar, puedes darle el pecho por la mañana, al mediodía (si comes en casa), cuando vuelvas del trabajo a la tarde y por la noche. Dependiendo de la edad de tu hijo o hija, puedes introducir la alimentación complementaria en los momentos en los que tu no estés, y quien esté a su cuidado le dé los primeros purés de fruta o verdura.
  8. Utiliza el permiso de lactancia que te dan en el trabajo para adaptarlo a la lactancia como mejor te convenga. Puede que no sea suficiente tiempo, pero es nuestro derecho ejercerlo. Estudia también si te merece la pena coger una pequeña excedencia del trabajo por unos meses.
  9. No olvides los discos de lactancia para tener los pezones siempre secos y limpios. Con lo sujetadores de lactancia estarás más cómoda y los discos se quedarán en su sitio.
  10. Cuando el bebé acaba de nacer es normal que quiera estar todo el tiempo en brazos y mamando. Aprovecha las siestas cortas para descansar y hacer la tareas y no te estreses si no puedes cumplir los horarios habituales. No poder darte una ducha hasta las 11 de la mañana o tener que esperar a que llegue el padre del trabajo para poder ducharte es algo por lo que hemos pasado todas las madres. Poco a poco irá haciendo tomas más grandes y más distanciadas.
  11. Adapta tus ritmos a los del pequeño. Puede que sea madrugador y luego a la noche se quiera dormir pronto. Olvida el reloj y modifica tus horarios para que sea todo más sencillo. Descubre a qué hora os viene mejor a los dos salir de paseo y disfruta de esos momentos.

Fotos | iStock RomanovaAnn

En Mi Mundo Philips | ¿Qué pasa cuándo el bebé quiere mamar todo el rato?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.