Ser padre no es tan caótico como nos lo cuentan en las películas

, 5 de enero de 2015

512046175

Las películas son de por sí exageradas, pero hay en dos cuestiones que se les va de las manos el tema. Las embarazadas parecen patos mareados que no paran de vomitar y que no son capaces de hacer nada por sí mismas. Nada más lejos de la realidad, afortunadamente. También se le quitan a uno las ganas de ser padre o madre si se cree uno lo que cuentan en las películas: un caos de pañales, vómitos, niños llorando y berreando, y juguetes tirados por el suelo, que no se parece mucho tampoco al día a día de los padres.

Evidentemente, cuando nace tu primer hijo, tu vida cambia, pero a mejor. Cambia la forma en la que tienes que organizarte la vida, pero tu vida no tiene por qué convertirse en un caos. De hecho, creo que el desorden y la desorganización fue mucho peor en mi vida cuando tuve a mi primer hijo que cuando tuve al segundo. Por el camino, aprendí trucos, desarrollé nuevas habilidades y aproveché las nuevas tecnologías al servicio de los padres y los bebés que permiten vivir más tranquila, como los sacaleches para compartir la lactancia materna y hacerla compatible con mi vida profesional y personal.

Hay que mentalizarse de que es un cambio importante en tu vida y que las cosas no van a ser como eran antes, pero si te organizas bien, tu casa puede seguir estando más o menos ordenada, puedes incluso continuar con tus aficiones si sabes establecer prioridades, dedicar tu tiempo a lo realmente importante y compartir las labores de casa y de cuidado de los hijos entre los dos progenitores.

Evidentemente, no podrás estar remoloneando en la cama hasta las tantas ni estarás tirado en el sofá vagueando con un niño pequeño reclamando atención continua, pero ¿no es mucho mejor estar ese tiempo jugando con tu hijo que perdiendo el tiempo de mala manera? No te estreses si vas a ser padre en 2015 porque no es tan caótico como lo pintan. En realidad, es todo un desafío y una nueva experiencia que te encantará vivir.

Foto | Thinkstock

En Mi Mundo Philips | Cuatro utensilios para tener los biberones siempre limpios y a punto

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.