Si no has pisado el gimnasio en invierno: siete formas de ponerte en forma en la playa

, 20 de julio de 2017

Seamos francos. Si no has pisado el gimnasio en invierno, es imposible que en dos días tengas ese físico que cada año sueñas lucir en la playa. Pero como más vale tarde que nunca, estaría bien que aprovecharas tus vacaciones para ir cogiendo el hábito de hacer ejercicio. ¿Vas a pasar mucho tiempo en la playa? Perfecto. Toma nota, porque tienes muchas opciones para ponerte en forma a ras de arena.

Ejercicios con nuestro propio peso

Si te tira para atrás tener llevar a la playa material para hacer ejercicio, te alegrará saber que no lo necesitas en absoluto. Hay muchas cosas que puedes utilizando simplemente el peso de tu propio cuerpo.

Flexiones tanto de pecho como de triceps, abdominales, sentadillas, planchas, burpees… Lo importante es que hagas combinaciones para trabajar todos los músculos del cuerpo. ¿La ventaja de hacerlo en la playa? Que la arena es una superficie inestable que hará que nos esforcemos más y que trabajemos también el equilibrio.

Gimnasio al aire libre

Cada vez son más las playas que cuentan con un gimnasio al aire libre de uso público. Si tu lugar de vacaciones tiene uno, no lo dudes y aprovéchalo. Suelen estar dotados de barras y aparatos bastante rudimentarios pero con los que tendrás de sobra para entrenar. Y después, a refrescarse con un buen chapuzón en el agua, claro.

Running

Correr por la arena o justo por la orilla de la playa es uno de los grandes placeres de la vida. Además, supone todo un reto para quienes están acostumbrados a correr por asfalto. La arena y el agua harán que tengas que adaptar tu forma de correr creando una mayor resistencia. Como consejo, lo mejor es que evites las horas de más calor para no quemarte o sufrir insolaciones.

Crossfit

En caso de que estés enganchado al crossfit, dudo mucho que estés dispuesto a renunciar a él en vacaciones. Pues nada, a practicarlo en la playa. Y si te toca llevarte una pesa rusa, pues te la llevas y punto. Sarna con gusto, no pica.

Voley playa

No hace falta ser deportista profesional para jugar un partido de voley playa con los amigos. Tanto si cuentas con una red como si no, es una buena oportunidad para practicar ejercicio y pasarlo bien todo en una. Obliga a tus amigos a levantar el culo de la toalla y… ¡a jugar! Esto es aplicable también a un partidillo de fútbol. Eso sí, no te olvides del balón.

Surf y otros deportes con tabla

Si pasas de quedarte en la arena y prefieres pasar a la acción acuática, hay muchos deportes de tabla que puedes practicar. Surf, windsurf o kitesurf son algunos de ellos. Aunque claro, si eres novato en estas lides, deberás empezar con un monitor hasta que domines la técnica.

Yoga

Una última opción, ideal para la playa, es practicar yoga. Además de fomentar la calma interior, trabajaremos la flexibilidad, la fuerza y la resistencia. Todo ello con el agradable sonido del mar de fondo. Un auténtico gustazo.

Ahora solo queda que elijas aquella opción que más se adapta a tus gustos y tu forma física actual. En la playa no todo es tumbarse a la arena o dar viajes al chiringuito. También podemos encontrar un hueco para cuidarnos y fomentar la vida sana.

Imágenes | iStock.com/puhhha |iStock.com/littlehenrabi | iStock.com/DinoGeromella | iStock.com/gpointstudio | iStock.com/jacoblund | iStock.com/microgen | iStock.com/EpicStockMedia | iStock.com/HASLOO
En Mi mundo Philips | Looks playeros sin parecer un guiri

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.