Siete claves para recuperar la forma tras el parto

, 18 de enero de 2019

Aunque las famosas parecen recuperar su silueta tras el parto como por arte de magia, lo cierto es que a las madres nos suele costar un tiempo volver a estar cómodas con nuestro cuerpo. No es algo con lo que obsesionarnos, porque primero está nuestra salud, pero sí hay ciertas medidas que nos ayudarán a ponerte en forma tras el parto.

Vete poco a poco

Tu tripa ha estado creciendo durante 9 meses, no esperes que vuelva todo a su ser en pocos días. Nuestro cuerpo se transforma completamente en el embarazo: los pechos, las caderas, el abdomen cambian de forma visible y es mejor ir poco a poco, que intentar forzar la recuperación. Debemos poner por delante nuestro bienestar que nuestro aspecto físico.

Cuida tu alimentacion

Después del parto conviene llevar una dieta equilibrada para recuperarnos, con mucha fibra (los problemas de estreñimiento son habituales en el embarazo y el postparto), con muchas verduras y frutas, y alta en hierro si sufrimos anemia. Nuestros requerimientos calóricos pueden disminuir si damos biberón al bebé o aumentar si damos el pecho, por lo que debemos adaptar nuestra dieta a lo que necesitemos realmente.

La lactancia materna puede ayudar a recuperarte

La lactancia materna suele adelgazar, ya que consume unas 500 calorías al día. Yo lo noté enseguida tras el parto, aunque al dejar la lactancia volví a engordar. Hay a muchas madres que les sucede al contrario, que al no poder hacer dieta mientras dan el pecho, les cuesta quitar los kilos de más del embarazo. Además, la lactancia ayuda a reducir el tamaño del útero más rápido al aumentar las contracciones, lo que hace que el abdomen se recupere antes.

Haz que tu bebé te acompañe en tus actividades deportivas

¿No encuentras tiempo para entrenar? Las madres recientes apenas se separan del bebé, así que aprovecha a hacer deporte con tu pequeño: salir a pasear con el carrito, ir a una piscina cuando pasen unos meses, clases específicas para madres y bebés, o algún entrenamiento ligero en casa para ir subiendo el ritmo poco a poco.

recuperar forma voz

Presta atención a los músculos de tu abdomen

Lo que más suele preocupar a las madres recientes es la tripa y la cintura ¿volverá a alguna vez a ser como antes? Pero antes de ponerte a hacer abdominales a lo loco, es recomendable comenzar cuidando nuestro suelo pélvico, que se suele resentir del embarazo y del parto. Comienza con los ejercicios Kegel, aprende a hacer abdominales hipopresivos, y asegúrate de que el ejercicio que está haciendo ayuda de verdad a recuperar tu abdomen y tu suelo pélvico en lugar de dañarlo más, ya que, por ejemplo, está desaconsejado hacer abdominales tradicionales, correr, saltar en step, practicar tenis y en general, todo lo que implique saltos.

Se constante y cambia de hábitos

Los resultados no se ven de la noche a la mañana, así que replantéate tu vida de madre como un cambio de hábitos a largo plazo, con una vida más saludable y con algo de ejercicio semanal que puedas mantener de manera constante. Es la forma más segura y eficiente de recuperar la forma física.

Planifica tu dieta semanal y ve al mercado

Más que lanzarte a hacer alguna dieta drástica, es preferible volver a una dieta mediterránea saludable, en la que primemos los alimentos frescos del mercado sobre los procesados, los dulces y los congelados. La vida de madre puede ser algo caótica, por eso llevar una planificación de los platos de comidas y cenas, yendo al mercado a comprar comida fresca te ayudará a comer más sano cada día.

Fotos | iStock Halfpoint , evgenyatamanenko , Halfpoint

En Mi Mundo Philips | Cómo prevenir la obesidad de los niños desde que nacen

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.