Siete consejos para hacer más ameno el cambio del pañal

, 16 de febrero de 2018

cambio pañal

A veces realizamos muchas tareas con nuestro bebé en modo rutinario: le damos el pecho mientras vemos la tele, le cambiamos el pañal mientras repasamos la lista de tareas pendientes o le vestimos mientras miramos el móvil. Pero cualquier momento, incluso el cambio del pañal, puede convertirse en un gran momento para compartir tiempo de calidad con nuestro bebé y hacerlo más divertido y ameno con estos consejos.

  1. Ten siempre el cambiador con todo el equipamiento que necesites: bodies, toallitas húmedas, pañales, cremas, etc. Por seguridad del bebé (nunca le dejes solo en el cambiador, ya que muy pronto aprenden a girarse) y para que no te tengas que preocupar de nada mientras estés con tu hijo, así puedes estar centrada, tranquila y no añadir estrés al momento de cambio del pañal.
  2. Aprovecha para cantarle, interactuar con él, hablarle, darle besos en la tripita o en las piernas y mirarle a los ojos. En pocas ocasiones tendrás la oportunidad de tenerle tan cerca y a la altura de tu mirada.
  3. Puedes también aprovechar para darle un pequeño masaje, echarle crema o aceite y repasar por su nombre una a una las partes del cuerpo mientras se las acaricias.
  4. El momento del cambio de pañal es un buen momento para que vaya fortaleciendo la espalda. Colócale boca abajo, mirándote, y estimúlale para que levante la cabeza. No hace falta que le dediques mucho tiempo, porque se cansan enseguida. Así irá fortaleciendo el cuello y la espalda para iniciar el gateo.
  5. El momento del cambiador también puede ser un buen momento para darle sus medicinas o vitaminas, cuidar el cordón umbilical si aún no se le ha caído, hacerle una limpieza nasal si está acatarrado, cortarle las uñas, etc. Conviértelo en rutina y así no se te olvidará.
  6. Lo ideal es que nos lo tomemos con calma, aprovechemos a dejarle al bebe con el culete al aire para evitar irritaciones y que lo tenga seco y aireado más tiempo. El bebé seguro que empieza a descubrir su cuerpo, sentir su piel desnuda, comerse los pies, etc.
  7. Puede ser un momento divertido para vivir en familia, por ejemplo, si el hermano o hermana mayor le cuenta algún cuento de mientras o si el padre y la madre están a la vez juntos cambiando y hablando con el pequeño.

Cuanto más distraído esté el bebé y mejor se lo pase, más fácil y menos estresante será el momento de cambio del pañal.

Foto | iStock gpointstudio

En Mi Mundo Philips | La solución a la dermatitis del pañal se encuentra en la naturaleza

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.