Siete razones para celebrar el Día Internacional del Café

, 29 de septiembre de 2017

El café levanta tantas pasiones que muchos países le dedican su día especial. Pero como también nos une, ahora todos los cafeteros del mundo lo celebramos juntos el 1 de octubre, y este año la fiesta empieza hoy viernes para seguir todo el fin de semana. ¿Necesitas motivos para unirte? Estas son solo algunas de las muchas razones que tenemos para celebrar el Día Internacional del Café.

1. Porque no hay nada como el placer de degustar un café recién hecho en casa

Descubrir cafeterías de especialidad está muy bien pero, admitámoslo, no hay nada como el ritual de preparar tu taza perfecta. Ese aroma a café recién hecho, por la mañana temprano, molido y preparado a tu gusto es uno de los pequeños grandes placeres de la vida del cafetero. Poder degustar el café como más te gusta con solo pulsar un botón de tu cafetera automática es un lujo que merece la pena celebrar.

2. Porque nos ayuda a rendir más y mejor en el trabajo

¿Cuánta gente es incapaz de arrancar la jornada hasta que no se ha tomado su primer café? Y no es solo un capricho, sabemos que el café de verdad puede ayudarnos a trabajar mejor, a tener más energía y ser mucho más productivos. Y cuando el día parece no tener fin, una pequeña pausa para ese café de media mañana o media tarde nos levanta el ánimo para seguir en marcha.

3. Porque nos lleva a viajar y descubrir mundo

Elegir cafés de origen es viajar a través de la taza. Descubres sabores y aromas nuevos, pero también diferentes culturas y métodos de producción tradicionales que te llevan a verdes campos de cafetos por todo el mundo. Y un cafetero no puede evitar seguir el rastro de los cafés especiales de cada país para vivir en primera persona la experiencia de un auténtico café turco, un irlandés o la magia de las cafeterías de Viena.

4. Porque es muy saludable y un aliado en el deporte

Beber café no es solo placentero, también tiene efectos beneficiosos en el organismo. Somos afortunados de poder disfrutar de nuestra bebida favorita sabiendo que además es saludable, que puede ayudarnos a evitar enfermedades y que incluso podría alargar la vida. Además nos ayuda a ser más sanos con sus efectos positivos en el deporte, ya que el consumo regular de café mejora el rendimiento, aumenta la motivación y disminuye la fatiga.

5. Porque es la pareja ideal para golosos… y no tan golosos

Si los portugueses siempre acompañan sus dulces con café, y si en Centroeuropa es raro que no te sirvan una chocolatina o galleta con tu capuccino o café expreso, las conclusiones son claras. El café y el dulce se llevan muy bien, especialmente con el chocolate. Un buen café marida y potencia el chocolate de calidad, convirtiéndose en una pareja irresistible para los más golosos.

Pero también los menos aficionados al dulce también están de enhorabuena, y es que el café se está convirtiendo en un ingrediente clave de la alta gastronomía. Los chefs cada vez lo incorporan más a sus menús, y nosotros podemos preparar recetas de salsas o carnes, e incluso aprovechar los posos y así hacer un consumo más sostenible.

6. Porque nos vuelve creativos

Preparar un buen café es todo un arte, pero también hay arte que surge del café. Será porque despierta el lado creativo del cerebro o porque nos gusta tanto que nos inspira a sacar nuestro lado artístico, pero está claro que el café no es solo una bebida. Decoramos nuestras tazas, usamos azucarillos de diseño, practicamos latte art e incluso hay quien dibuja y pinta con café hasta en los lugares más increíbles. El café y la historia del arte siempre han ido de la mano.

7. Porque siempre hay un buen momento para disfrutar del café

El café es una bebida atemporal que se adapta a todos los tiempos, épocas, situaciones, gustos y lugares. En una misma familia cada miembro puede querer un café diferente cada mañana, y gracias a nuestra cafetera todo el mundo queda contento. En verano quizá nos apetece más un café con hielo o un helado de café, pero en otoño volvemos al confort de una bebida caliente.

Podemos disfrutar de una tarde de sofá, café y manta viendo nuestras series favoritas, o acompañar un libro con nuestra taza. Y cuando queremos quedar con amigos podemos visitar la cafetería de moda de la ciudad o montar una cata de café en casa. ¡Siempre hay motivos para celebrar nuestra pasión por el café! ¿Cuáles son los tuyos?

En Mi Mundo Philips | Guía para hacer ‘latte art’ en casa como un profesional

En Mi Mundo Philips | Por qué no deberías pedir a un barista un café “fuerte”

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.