Smoothie de sandía y melón: la forma más fácil de refrescarte en verano

, 30 de julio de 2018

Smoothie de sandía y melón

El verano está lleno de grandes decisiones: ¿playa o montaña? ¿Gazpacho o salmorejo? ¿Helado o granizado? ¿Melón o sandía? Pero en el fondo somos unos indecisos y no nos gusta renunciar a nada de lo que nos gusta. Si tú tampoco eres capaz de elegir entre las dos frutas estrella del verano, te proponemos esta receta de smoothie de sandía y melón, especial para los días más calurosos.

Son dos frutas que nacieron para disfrutarlas en verano: ligeras, refrescantes, con un alto contenido en agua, fibra y vitaminas, y muy poquitas calorías. La sandía en concreto se ha coronado como la gran reina de la época estival, protagonizando incluso modelos de ropa, diseños de menaje de cocina o decoración del hogar. Pero como más nos gusta disfrutar de ella es en la cocina, sobre todo porque ofrece mucho juego para sacar partido a nuestra batidora.

Smoothie de sandía y melón

Aprovecha cuando tengas en casa una sandía bien dulce y sabrosa para cortarla en cubos pequeños y congelarla. Así podrás preparar un sabroso smoothie súper refrescante gracias a la potencia de las cuchillas de tu batidora Philips, que convertirá la fruta congelada en una base cremosa helada estupenda para jugar con los ingredientes que más te apetezcan.

Ingredientes para 2-4 vasos

  • 500 g de sandía pelada
  • 250 g de melón piel de sapo pelado
  • 200 ml de leche de almendras
  • 1 limón
  • hojas de menta o hierbabuena al gusto

Cómo hacer el smoothie de sandía y melón

Corta la sandía por la mitad y luego en cuartos, a continuación saca la corteza con un buen cuchillo y corta la fruta en cubos pequeños. Separa la cantidad que necesitas y colócala en una bandeja. Congela durante dos horas y guarda la sandía en una bolsa de congelación hasta que quieras preparar el smoothie.

Smoothie de sandía y melón

Pela también el melón, retirando las semillas, y córtalo en cubos. Lava las hojas de menta que quieras usar y sécalas con papel de cocina. Saca la sandía congelada y tritúrala en tu batidora Philips hasta conseguir una crema homogénea.

Incorpora el melón y tritura un poco más. Añade la leche, el zumo del limón y las hojas de menta o hierbabuena. Vuelve a triturar todo hasta lograr un smoothie de la textura deseada, homogéneo y sin grumos. Puedes añadir más leche o más melón a tu gusto.

Degustación

Smoothie de sandía y melón

Este smoothie de sandía y melón se puede tomar recién hecho para disfrutar de toda su textura cremosa y helada, en vasos o copas, con unas rodajas de limón o de lima. También se puede guardar en la nevera hasta el momento de consumo, e incluso podríamos hacer polos rellenando con la mezcla unos moldes adecuados.

En Mi Mundo Philips | Batido de sandía, frambuesas, yogur y crema de cacahuete

En Mi Mundo Philips | Smoothie tropical con agua de coco, mango, col rizada, kiwi y plátano

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.