Café de camping: cómo sobrevivir sin tu cafetera si te vas de acampada

, 27 de julio de 2016

Café de camping

El verano no es solo época de playa y piscina, hay muchos que prefieren hacer una escapada al campo o a la montaña para refugiarse en la naturaleza. Las acampadas de una noche o de varios días son una manera estupenda de huir del calor y del ajetreo urbano, pero puede ser todo un drama para los más cafeteros. ¿Se puede sobrevivir sin nuestra cafetera al aire libre?

Camping, picnic o acampadas también con café

 

Café de camping

Los amantes del café tenemos nuestra rutina diaria en casa gracias a nuestra cafetera expreso, que nos permite disfrutar de una buena taza al instante. Es difícil renunciar al placer del aroma a café recién hecho por las mañanas, incluso perdidos en medio de la naturaleza, ya sea en un camping en familia o en una acampada con amigos mochileros.

Imagina la situación: habéis acampado en la montaña y por la mañana abres la tienda de campaña para presenciar un amanecer espectacular entre los árboles, pero te falta algo. Todo sería perfecto si tuvieras un café de camping recién hecho en tus manos. No podemos llevarnos con nosotros nuestra cafetera pero sí tenemos algunas alternativas para sobrevivir unos días sin renunciar al café, y no hace falta complicarse mucho ni cargar con demasiadas cosas en la mochila.

Cómo preparar tu café en mitad de la naturaleza

Café de camping

Si eres de los que organiza muchas escapadas al aire libre durante todo el año quizá te interese invertir en una cafetera artesana estilo Chemex o Aeropress para llevar siempre contigo. Pero puedes simplemente recurrir a unos filtros corrientes de papel para infusiones y un colador o embudo. Incluso existen objetos especiales para los cafeteros más modernos amantes de la naturaleza, como este de acero plegable. Necesitarás empaquetar en la mochila además café molido bien guardado en bolsas herméticas, un hornillo y tazas.

Lo mejor es envasar el café molido y pesado en casa en dosis calculadas según las raciones, y también puedes usar las zonas de fuego y barbacoa habilitadas en los campings. Para preparar tu café de camping solo tienes que calentar agua, colocar el filtro sobre un colador encima de la taza, añadir el café y echar el agua suavemente por encima.

Eso sí, necesitarás un poco más de paciencia para que el café infusione ya que este proceso artesanal es más lento. Relájate disfrutando del paisaje, degusta tu café de camping respirando aire puro y recuerda que tu cafetera te estará esperando en casa cuando vuelvas.

Fotos | Maureen Sill, yoppy, Sarah

En Mi Mundo Philips | Usos sorprendentes para los posos de café, incluso en tus recetas

En Mi Mundo Philips | Métodos para preparar café del pasado que han llegado hasta nuestros días

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.