Las sopas son el nuevo zumo verde: plan detox a base de cuchara

, 25 de enero de 2018

sopas detox

En el universo de la alimentación y de la cocina, como en todos, también hay modas. Y una de las que más tirón y repercusión ha tenido en los últimos tiempos ha sido la de los zumos verdes. Son novedosos, atractivos a la vista, con un montón de propiedades y sencillos de preparar. Pero les ha salido un fuerte competidor. Y es una vieja conocida: la sopa.

“¿La sopa de pollo de toda la vida?”, te preguntarás. No exactamente. Digamos que es la versión detox de la sopa de siempre. Se prepara, básicamente, a base de ingredientes de origen vegetal y es el ideal para acompañar tu dieta en estas semanas post Navidad en las que todos intentamos deshacernos del rastro de los excesos navideños en nuestro organismo.

¿Qué tienen las sopas que no tengan los zumos?

Una de las principales diferencias entre la sopa detox y el zumo ídem es que, en las primeras, no se desperdicia la fibra de los alimentos empleados en la receta.

En los zumos sí perdemos buena parte de la fibra y, aunque sabemos que no se trata de un nutriente esencial, su aportación es necesaria para el buen estado de nuestra flora intestinal y para ayudarnos a depurar el organismo. Y, al final, ese es el objetivo de las recetas detox, ¿no?

sopas detox

¿Hay indicaciones para tomar estas sopas?

Como siempre, no debemos olvidar el sentido común. Es decir: de acuerdo con que las sopas nos ayudarán a recuperar la línea y a depurar nuestro cuerpo, pero no nos lo tomemos a la tremenda. No podemos basar nuestra alimentación primer trimestre del año en sopas (aunque la cuesta de enero esté siendo dura).

Sí podemos emplear estos caldos y cremas —sí, amantes de la batidora, aquí también hay hueco para vosotros— como primer plato de nuestras comidas y cenas o, incluso, como un tentempié cuando sintamos que un Demogorgon como el de Stranger Things está rugiendo en nuestro estómago.

¿Cuáles son los ingredientes que debo incluir?

Como bien aprenderías de la cocina de tu abuela, todo es susceptible de convertirse en sopa. Ahora bien, si nos regimos por criterios nutricionales y de aporte de nutrientes, hay alimentos más que adecuados para formar parte de las sopas y caldos depurativos.

sopas detox

El tomate, con su poder alcalino; el puerro, rico en fibra; el ajo, con su potencia antioxidante; la col, con su proteína vegetal; el pimiento, con sus vitaminas B6 y B9 y las espinacas, ricas en calcio, son solo algunas de las verduras y hortalizas que pueden (y deben) formar parte de tus recetas detox.

¿Cómo las preparo?

Estamos hablando de preparaciones con un nivel de dificultad ínfimo. Eso sí, vamos a distinguir entre las sopas y las cremas. Para preparar una sopa al uso, introduce en una sopera los ingredientes que hayas escogido, añade un mínimo de medio litro de agua (mineral, a poder ser) y pon a hervir.

Cuando el olor de los ingredientes invada tu cocina y veas que el agua ya se ha llenado con sus propiedades, tienes dos opciones: tomar la sopa caliente (y servir con las verduras, claro) o guardar el caldo en el frigorífico para consumirlo después. Podrás tomarlo frío entre horas o caliente antes de comer, tú eliges.

Si no eres muy fan de las sopas (porque siempre te parece que llenas tu estómago de demasiada agua), también puedes preparar cremas detox. Se trata simplemente de que cuezas las verduras u hortalizas y las tritures con una batidora como esta de Philips. En un momento tendrás listo un ligero puré de lo más rico y saludable.

sopas detox batidora philips

¿Qué combinaciones son las más adecuadas?

Lo decimos a menudo: en la cocina tienes que sentirte libre y atreverte a probar. Quizás una sopa de tomate y ajo con un toque de pimienta negra no sea lo primero que se te ocurra, pero pruébala: su sabor es suave y delicioso.

Si andas falto de ideas, aquí va una pequeña lista de combinaciones soperas –o cremeras– que puedes preparar en casa con ingredientes básicos y muy sanos: crema de pimientos y cebolla, sopa de espinacas, hinojo y una pizca de ajo, sopa de puerro, manzana y cebollino o crema de apio, calabacín y cúrcuma. Porque una dieta detox también se puede seguir… ¡a base de cuchara!

Imágenes | Philips, Unsplash – Henrique FélixHeather SchwartzStacey Doyle

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.