Cómo superar la vuelta a la rutina después de las vacaciones

, 1 de agosto de 2016

Vuelta a la rutina

Todo lo bueno se acaba y, por desgracia, las vacaciones no iban a ser menos. Aunque el verano parece muy largo también llega a su fin, los días se hacen más cortos y poco a poco se acerca el otoño. Toca regresar a casa para adaptarse de nuevo al horario laboral, y también los peques se enfrentan al retorno escolar. ¿Se te hace difícil despedirte de las vacaciones? No te agobies y apunta bien estos consejos para superar la vuelta a rutina y evitar el temido síndrome postvacacional.

La clave de la vuelta a la rutina: ver el lado positivo

Vuelta a la rutina

¿Por qué nos cuesta tanto volver a la rutina? Lo cierto es que tenemos demasiado idealizadas las vacaciones de verano y las vemos como un escape de la vida cotidiana. Después de los largos meses del año nos merecíamos un descanso y siempre viene bien desconectar, pero tenemos que contemplar las vacaciones como un paréntesis, no como un escape. Durante estas semanas hemos podido relajarnos y recargar energías, y lo mejor es encarar el regreso con una actitud positiva.

No serían vacaciones si no tuviéramos que volver. Piénsalo por un momento: ¿de verdad no acabarías harto de las vacaciones si fueran interminables? Precisamente en su carácter temporal y diferente está gran parte su encanto. La clave para haber disfrutado plenamente de esos días de desconexión es saber encarar la vuelta al hogar y a las tareas diarias, y lo mejor es hacerlo de forma paulatina y planteándonos nuevos retos proyectos, por pequeños que sean.

Volver a casa: orden y limpieza

Vuelta a la rutina

Para retomar las rutinas con ilusión no hay nada como tener ganas de volver. Al final, las vacaciones también pueden terminar cansando y no hay nada como regresar al hogar, nuestra casa es nuestro refugio y donde podemos sentirnos realmente cómodos y a gusto. Si planteamos el fin del verano como el inicio de algo nuevo nos será mucho más fácil recuperar la rutina diaria, y por eso es una buena idea dedicar los primeros días a poner a punto la casa y aprovechar para hacer orden y limpieza.

Intenta no tener que volver al trabajo inmediatamente tras las vacaciones y dedica un par de días en familia a reorganizar la casa. Es un buen momento para vaciar armarios y cajones tirar todo lo que no sea útil y limpiar cada rincón para que todo parezca como nuevo. También es el momento de “guardar el verano”, de almacenar la ropa y los objetos veraniegos que ya no vais a necesitar hasta las próximas vacaciones. Así evitarás la nostalgia por los días de piscina y playa pero también podréis disfrutar cuanto antes de una casa bien limpia y organizada, con mucho espacio ordenado para llenarlo de experiencias y recuerdos nuevos.

Anima a toda la familia a ayudar a hacer una limpieza concienzuda de todas las habitaciones, dejando a los peques que ordenen su cuarto y se deshagan del material escolar del año pasado para prepararse con ganas para el que está a punto de empezar. Si dedicáis estos días a ordenar y limpiar a fondo, incluyendo esos espacios que solemos descuidar más como detrás de muebles, ventanas, cortinas o dentro de la nevera, recuperaréis la rutina con aires renovados.

Pequeños cambios

Vuelta a la rutina

Para aumentar esa sensación de novedad y estreno también es una buena idea aprovechar para introducir pequeños cambios en casa. Mover de sitio los muebles o incluso comprar alguno nuevo, redistribuir el espacio, cambiar el estilo de decoración o repintar alguna pared puede modificar por completo la atmósfera de una habitación. Renovar el menaje de cocina, enmarcar las fotos de las vacaciones o instalar algunas plantas nuevas por la casa son pequeños cambios muy fáciles de aplicar que nos darán nuevas ilusiones para recuperar rutinas.

Emprender pequeños proyectos en casa en los que puede colaborar toda la familia es otra manera de deshacerse del concepto negativo de “rutina” y ver las cosas con una nueva mirada. Un sencillo DIY como decorar con plantas reutilizando recipientes de cocina, o dar un toque de color a la casa con los colores de moda de temporada son pequeños gestos que harán menos dura la vuelta después del verano. Apuesta por los vinilos para dar un toque decorativo diferente a cualquier espacio, hay muchos diferentes en el mercado y son sencillísimos de colocar, te sorprenderá cómo puede cambiar la atmósfera de una habitación con ellos.

Organizar las tareas

Vuelta a la rutina

Si te cuesta empezar a retomar las rutinas cotidianas empieza organizando una lista de tareas. Enumera todo lo que se quedó pendiente antes de salir de vacaciones además de lo necesario para preparar el hogar de cara al nuevo año, y distribuye los trabajos entre toda la familia distribuyendo el tiempo. Llevar un horario ayuda mucho al principio para recuperar el ritmo del día a día, y marcarse objetivos o pequeños retos es un incentivo que nos impulsa a cumplir todo lo que nos propongamos.

Si los peques ya son más mayores pueden asumir algunas responsabilidades más para ayudar en casa, aunque sea colaborando para poner y recoger la mesa, sacando la basura o simplemente ordenando sus habitaciones. Además les gustará preparar el material escolar para el nuevo curso, eso les ayuda a ver la vuelta al cole con ilusión y más ganas de volver a ver a los compañeros.

No te olvides de poner todo en orden antes de volver a asumir las rutinas cotidianas del día a día, es decir, no dejes las maletas sin deshacer o la ropa sin lavar. Haz la colada nada más volver, plancha y dobla bien toda la ropa de verano antes de guardarla y así estará perfecta el año que viene. También es buena idea repasar a fondo la despensa y el congelador para dar salida a la comida que se quedó almacenada antes del verano, paso imprescindible antes de hacer la compra para volver a llenar la nevera.

Buenos hábitos dentro de casa

Vuelta a la rutina

Precisamente la alimentación juega otro papel fundamental en la vuelta a la rutina. En vacaciones nos relajamos y nos dejamos llevar un poco por los caprichos veraniegos, pero ahora es el momento de recuperar buenos hábitos en la mesa. Empieza por establecer unos horarios fijos de comidas, vuelve a la sana costumbre de cenar pronto para que no se atrase la hora de irse a la cama y llena la despensa de ingredientes saludables. No se trata de ponerse a dieta sino de retomar una alimentación variada y equilibrada, volviendo a la comida casera.

Planificar los menús de cada semana nos ayuda a organizar bien la alimentación familiar, evita desperdiciar comida y nos anima a probar platos y recetas nuevas. No pierdas la costumbre de empezar la jornada con un buen desayuno, on ideas diferentes y variadas para que nadie se aburra y así encarar cada día con energía. Puedes adaptar los zumos y batidos a los productos de temporada, con recetas nutritivas para ir haciendo frente al próximo otoño.

Vuelta a la rutina

 

También son buenos hábitos las nuevas actividades y retos que nos propongamos, ya que nos ayudan a mantenernos activos y con energía. Aprovecha que todavía hace buen tiempo para hacer algo de deporte al aire libre, apúntate a un gimnasio o empieza ese curso de fotografía que siempre quisiste hacer. Anima a los niños a que escojan alguna actividad extraescolar que les guste y acostúmbrales a hacer los deberes y estudiar o repasar un poco en casa desde el primer día.

Por último, para que despedirse de las vacaciones sea menos duro, podemos empezar ya a planificar la próxima escapada. No tiene que ser un gran viaje, un sencillo fin de semana en familia cerca de casa puede llenarnos de motivación para superar la rutina. Y sobre todo hay que mantener una actitud positiva para aprovechar al máximo el nuevo año. ¡Ánimo, las próximas vacaciones están a la vuelta de la esquina! ¿Cómo te enfrentas tú a la vuelta a la rutina?

Fotos | iStock.com/avebreakmedia, iStock.com/LuckyBusiness, iStock.com/KuzmichstudioiStock.com/diego cervo, liStock.com/levkr

En Mi Mundo Philips | Buenos hábitos para no llevarte la alergia dentro de casa

En Mi Mundo Philips | Rincones ocultos de tu casa (para guardar y guardar) que ni te imaginabas

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.