Cómo hacer de las tareas en la cocina un juego para los niños

, 6 de octubre de 2016

Happy little boy and girl wearing a white chefs uniform and hat cooking in the kitchen standing at the counter making a batch of biscuits and rolling the dough

Los niños pueden aprender muchas cosas si nos echan una mano en la cocina, además de resultar verdaderamente divertido para compartir tiempo en familia. A ellos, eso de hacer “cosas de mayores” les entusiasma, aunque sea recoger el lavavajillas. Así podemos convertir las pesadas tareas del hogar en un juego en el que todos lo pasemos bien.

Recetas fáciles para que hagan los niños

En otoño e invierno es normal pasar más tiempo en casa. Las tardes de lluvia que no podemos salir a jugar son un buen momento para que aprovechemos el tiempo en la cocina. Aquí tenéis algunas recetas para hacer todos juntos, pero hay más.

En mi casa solemos hacer de vez en cuando pizza, solo compramos la base hecha (aunque también se puede hacer en casa, porque a los niños eso de amasar y pasar el rodillo les entusiasma), y los niños se encargan de extender el tomate frito y de echar los ingredientes (que cortamos los adultos porque aún son muy pequeños para manejar el cuchillo y la tijera).

Family making pizza together

Otra receta fácil que triunfa en casa son los huevos rellenos. Hay muchas recetas diferentes de huevo relleno, e incluso se pueden customizar para hacer la versión Halloween, pero nosotros los rellenamos con atún, yema de huevo y mayonesa. Ellos me ayudan a pelar los huevos cocidos, a mezclar bien el relleno con un tenedor y a completar las claras de los huevos.

Por supuesto, entre los favoritos de los niños en la cocina están los pasteles y tartas. La repostería implica mezclar ingredientes, amasar con las manos y mancharse un poco, justo lo que a ellos más les gusta. Además, el resultado siempre resulta delicioso. Al hacer los pasteles, tartas y galletas en casa, siempre podemos controlar mejor la cantidad de azúcar o de grasa que usamos, o cambiar el azúcar refinado por panela o azúcar de caña, opciones mucho más saludables.

Cocinar con niños es una manera estupenda de enseñarles hábitos saludables, de que vean cómo preparar los alimentos, de que los valoren y de que aprendan a tener una dieta variada y equilibrada. Además, que si preparan ellos el plato, es mucho más probable que se lo coman todo sin rechistar ¡lo tengo comprobado!

Otras tareas del hogar para hacer con niños

Pero las tareas del hogar no terminan solo en la cocina. Hay muchas tareas fáciles de hacer para los niños que si las planteamos como un juego pueden ser muy divertidas, como vaciar el lavaplatos (yo me encargo de recoger vasos de cristal y cuchillos y dejo que lo demás lo vayan recogiendo los pequeños), poner la mesa, hacer la colada, limpiar o hacer la cama.

family with a basin full of laundry

Así pasamos tiempo juntos en familia, los niños nos ayudan a quitarnos carga de trabajo (aunque a veces tardemos más que si lo hacemos solos), aprenden a asumir responsabilidades en casa, y van avanzando en independencia y autonomía. A los niños les encanta jugar a ser mayores, y hacer tareas sencillos les ayuda a madurar y a ganar en confianza en sí mismos.

Muchas veces pensamos que son demasiado pequeños para hacer algunas cosas, pero lo cierto es que, si les enseñas a hacerlo, los niños van a poner todo su empeño en hacerlo bien, y te sorprenderás de lo capaces que son. A partir de los dos o tres años ya pueden empezar a hacer tareas en casa, y poco a poco ir asumiendo trabajos más complicados, siempre bajo nuestra supervisión y ayuda.

Fotos | iStock monkeybusinessimages, iStock ampak, iStock Choreograph

En Mi Mundo Philips | Los alimentos que deberías evitar que coma tu bebé

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.