Te asustarás pero es de lo más normal: así te puede sorprender un recién nacido

, 12 de marzo de 2018

Después de dar a luz a tu bebé, en el hospital te sientes segura: sabes que ante cualquier duda o urgencia estás rodeada de personal sanitario que sabe lo que hacer con tu bebé. Pero entonces llegas a casa con tu bebé, tan pequeño y vulnerable y te sientes sola ante el peligro. Además, a los recién nacidos les pasan un montón de cosas extrañas para las que no tienes explicación y te puedes llegar a asustar. Estas son las cosas raras que le pueden pasar a un recién nacido.

  • Manchar de sangre el pañal. Las niñas recién nacidas pueden llegar a tener una pseudomentruación causada por las hormonas de la madre que han traspasado al bebé por vía intrauterina. En el caso de los varones también se puede notar las mamas un poco hinchadas por las hormonas. En unos días desaparecen estos síntomas.
  • Granitos en la cara. Ya sean manchas abultadas de color blanco o rojeces similares al acné, la piel del recién nacido suele sufrir rojeces y granitos que desaparecen por sí solos.
  • Frecuentes estornudos y regurgitaciones. No significa que esté enfermo. Los estornudos se deben a que sus sistema respiratorio se está limpiando tras el parto. También es normal que eche parte de lo que ha comido. Su estómago aún es muy pequeño y puede tomar más de lo que admite.
  • Caca líquida. Las primeras deposiciones del bebé se conocen como meconio. Suelen ser oscuras y pegajosas y se producen los primeros días tras nacer. Después sus deposiciones son muy líquidas y de color amarillento. Es habitual que incluso rebasen el pañal. El bebé no tiene diarrea, es simplemente lo normal porque su único alimento es leche.
  • Los ojos del bebé están amarillentos en lugar de blancos. La ictericia es muy habitual en el recién nacido. Si piel y sus ojos se muestran amarillentos porque tienen la bilirrubina alta. Para que desaparezca recomiendan que el bebé se exponga a la luz solar los primeros días de vida. Si es muy alta, puede que el bebé necesite tratamiento o incluso permanecer ingresado unos días más.
  • Bizqueo en los ojos. Es normal que los niños crucen un poco los ojos durante los primeros meses. Aún no han aprendido a fijar la mirada, su radio de visión es muy corto y tienen que ir practicando.

La matrona y el pediatra resolverán tus dudas durante la primera semana del bebé en casa, pero yo creo que todos los padres primerizos nos preguntamos estas cosas cuando se las vemos a nuestro primer hijo.

Foto | istock AntonioGuillem

Mi Mundo Philips | Primeras 24 horas con tu bebé: cómo es la lactancia del recién nacido

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.