Tips para cuidar la seguridad alimentaria en verano

No hay comentarios , 17 de Julio de 2017

El verano es tiempo de relajarse un poco y disfrutar de las vacaciones, pero no queremos que algún imprevisto nos lo estropee. Si ya repasamos cómo evitar sustos en la piscina, hoy te contamos algunos consejos básicos para cuidar la seguridad alimentaria cuando suben las temperaturas. ¿Sabes cómo alimentarte sin riesgos en verano?

Por qué es importante cuidar la seguridad alimentaria

En la cocina o a la hora de comer fuera siempre hay que cumplir unas pautas básicas de seguridad e higiene para evitar posibles problemas, pero en verano mucho más. Las altas temperaturas acortan la vida útil de los alimentos y la comida se estropea antes.

El calor y la humedad crean un ambiente propicio para atraer insectos o microorganismos, bacterias y agentes patógenos que pueden echar a perder un alimento crudo o cocinado. Además de desperdiciar comida podríamos sufrir intoxicaciones más o menos graves, así que debemos extremar las precauciones en la cocina.

Tips para cocinar y comer sin riesgos en verano

  • Haz la compra con bolsas de refrigeración, mejor si llevas depósitos de hielo, y procura dejar los alimentos más fríos y los congelados para el último lugar.
  • No rompas la cadena de frío, ve directamente a casa y guarda todo rápidamente nada más llegar.
  • En verano, más que nunca, evita descongelar a temperatura ambiente, usa mejor la nevera.
  • Utiliza huevos muy frescos para las salsas crudas como la mayonesa, y consúmelas en el mismo momento. No guardes las sobras.
  • Vigila bien las fechas de caducidad y consumo preferente y no te la juegues con productos caducados.
  • Separa los utensilios con los que manipulas carne, pescado y vegetales, y jamás uses el mismo cuchillo o tabla para un alimento crudo y otro cocinado sin lavarlo bien antes.
  • Si abres una lata o bote de conserva y te sobra contenido, pásalo a un recipiente limpio de cierre hermético antes de guardarlo en la nevera.
  • No dejes platos cocinados a temperatura ambiente, envuélvelos bien con plástico film o ponlos en un recipiente adecuado y guárdalos siempre en la nevera.
  • Si vas a la playa o montas un picnic, lleva una nevera portátil para guardar la comida.
  • Evita las preparaciones en crudo durante el verano: el filete, bien hecho al punto, y la tortilla bien cuajada.
  • Fuera de casa bebe siempre agua embotellada. En las excursiones nunca rellenes la cantimplora en ríos o fuentes de agua que no estén señalizados como potable.
  • Fíjate bien en las condiciones de los chiringuitos y otros locales; desconfía de los mostradores sin refrigeración o expuestos al sol y aléjate de puestos ambulantes sin certificación sanitaria.

Y recuerda, ante la duda, mejor no jugársela. No merece la pena arriesgar nuestra salud o la de nuestra familia, cualquier descuido tonto podría estropearnos las vacaciones y jugarnos una mala pasada en verano.

Fotos | Marco VerchDidriks

En Mi Mundo Philips | Cómo mantener tu ropa perfecta también de viaje

En Mi Mundo Philips | Cómo aislar tu casa del calor

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.