Todas somos grandes madres, maravillosamente imperfectas, y debemos celebrarlo

, 27 de abril de 2016

Celebración día de la madre

Llega nuestro día!! El día 1 de Mayo se celebra el día de la madre, y todas debemos celebrarlo.

Supongo que como para muchas de vosotras, para mí, convertirme en madre, ha sido un sueño hecho realidad. Es la definición por excelencia del significado de amor incondicional.

Supone un cambio en tu vida a todos los niveles: en tu manera de pensar, de sentir, de priorizar, y de ver el mundo. Es un gran ejemplo de valentía, fuerza,  coraje, servicio, sacrificio y AMOR.

Es también un proceso de crecimiento y conocimiento personal y de afán de superación constante. Es un descubrimiento de las fortalezas que teníamos ocultas, y también de los miedos que antes no sabías que existían. Es intentar dar lo mejor de ti misma cada día y convertirte en una súper heroína. Supone también un afán constante por querer ser mejor persona, y por convertirte así en un buen referente para tus hijos.

Pero todas sabemos que ser madre no es nada fácil. A veces se convierte en un camino con obstáculos, lleno de noches sin dormir, nuevas preocupaciones que nunca pensaste que tendrías, y retos diarios que superar. Y aceptémoslo, no siempre lo hacemos todo bien. A veces estamos muy cansadas, perdemos la paciencia, o simplemente al final del día, piensas….”podría haberlo hecho mejor”. ¿Pero sabéis que pienso yo? que basta ya de intentar ser perfectas; la propia sociedad, y nosotras mismas, nos exigimos demasiado. Queremos ser la esposa perfecta, la madre perfecta, la hija perfecta, la trabajadora perfecta….y esto es agotador. Una de los mejores consejos que puedo dar es: vive realmente cada momento presente. Estamos tan pendientes de hacer de todo, que al final no disfrutamos verdaderamente de nada. Nuestra cabeza no tiene botón de off, y esto es un gran problema. Tenemos tanto ruido interior, que siempre estamos a otra cosa: estamos en el trabajo, y pensamos en nuestros hijos; estamos con nuestros hijos, y lejos de estar atentas a lo que nos dicen (oímos pero no escuchamos), estamos pensando en el trabajo, en nuestra pareja, o en las múltiples tareas que todavía tenemos que hacer.

Baby feet in the mother hands

Y una manera de disfrutar a tope de nuestro papel de madres, es simplemente eso: vivir siendo conscientes del momento presente y de cada rato que estamos con nuestros niños. Yo lo practico cada día, y me centro por estar muy atenta a mis hijos cuando estoy con ellos. Cada vez que me descubro pensando en algo que no sea en lo que estoy haciendo en ese momento, me doy cuenta y vuelvo a la situación presente. Esto te lleva a que, aunque a veces podamos pasar poco tiempo con ellos, ese tiempo sea algo muy especial y el rato que realmente estamos,  lo disfrutemos mucho más todos. Y siendo capaz de esto, empezaréis a daros cuenta de la cantidad de señales que antes no veíais, y que ahora podéis percibir: el tono de voz con el que hablan nuestros hijos, su lenguaje no verbal, su crecimiento y evolución con las pequeñas cosas…..

En resumen, os invito a disfrutar más del día a día, de vuestra vida en general, y de vuestros hijos en particular.  Y a dejar de luchar por ser perfectas. Somos maravillosamente imperfectas, y esto también hay que celebrarlo.

Así que este día 1 de mayo, aceptemos todas lo bien que lo intentamos hacer a diario, y reconozcámonos a nosotras mismas nuestro duro pero maravilloso papel de madres. Todas somos grandes madres y debemos celebrarlo!!!

Fotos| iStock Alexander Raths

En Mi Mundo Philips| Mamá, eres la más bonita del mundo, y más con estos regalos para el día de la madre

En Mi Mundo Philips| A las madres también nos gusta cuidarnos: regalos para el día de la madre para estar guapa

 

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.