Todo lo que debes saber de las camisetas blancas, un básico imprescindible

, 5 de mayo de 2017

Manga corta y cuello a la caja. Así es la camiseta blanca básica que no puede faltar de ninguna de las maneras en nuestro armario. Es más, no solo debemos tener una, ya que la podemos incluir en infinidad de looks. Toma nota sobre todo lo que debes saber sobre este básico masculino.

Porque aunque parezca una prenda sencilla, que lo es, hay algunas claves que debes tener en cuenta para llevarla correctamente. En primer lugar, seleccionar el tejido. Lo mejor es apostar por el algodón, ya que favorece la comodidad, una correcta transpiración y el aislamiento térmico.

Otro punto importante a tener en cuenta es la talla. A veces estamos tan deseosos de mostrar al mundo nuestros avances en el gimnasio, que nos compramos camisetas demasiado ajustadas. ¡Error! Para que una camiseta blanca nos quede bien debe encajar en los hombros y no ser ni demasiado ajustada, ni demasiado estrecha, incluso si tiene un corte slim. Una cosa es que sea entallada y otra muy diferente es ir embutidos como morcillas.

Por otra parte, es habitual que a las camisetas blancas le salgan manchas amarillas en la zona de las axilas o, incluso, que amarilleen por completo tras los lavados. Ante eso, poco podemos hacer. Por ello, es importante no tener reparos a la hora de descartar aquellas camisetas que se han puesto feas, sustituyéndolas por otras nuevas.

Finalmente, ¿cómo combinamos una camiseta blanca? Hay mil maneras de hacerlo. Sola con unos vaqueros, con pantalón chino y americana, debajo de un jersey de pico o de un cárdigan, con una cazadora de cuero… Tantas son las posibilidades que, a la hora de hacer un viaje, deberíamos incluir varias en la maleta, ya que serán el comodín perfecto para el resto de prendas.

Imágenes | iStock.com/Pinkypills
En Mi mundo Philips | Ni de naranja, ni de limón… ¡Esta primavera, los polos son de rayas!

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.