Todo lo que James Bond nos ha enseñado sobre estilo masculino a lo largo de los años

, 6 de noviembre de 2015

20151116_Spectre

El gran día ha llegado. Después de meses de expectativas, hoy se estrena en España la última película de James Bond, ‘Spectre‘. Por cuarta vez, Daniel Craig se mete en la piel del agente secreto más famoso de todos los tiempos.

Pero James Bond no es solo un agente secreto al servicio de su majestad, sino que desde sus comienzos ha sido todo un ejemplo de estilo masculino. De hecho, no podía ser de otra manera dado su origen británico.

En total, siete actores son los que han dado vida a James Bond en la gran pantalla, desde que se estrenara la primera película en 1962, ‘Dr. No’. Sean Connery, David Niven, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig han sido los diferentes hombres con licencia para matar.

Son muchas las cosas que James Bond nos ha enseñado a lo largo de estos años, ¿pero qué hemos aprendido de él en lo que a estilo masculino se refiere? Aquí os lo contamos todo.

La importancia de tener una buena colección de trajes

Seguramente sea imposible que un ciudadano de a pie pueda conseguir jamás tener un fondo de armario de trajes como el de James Bond, pero aún así hay que intentarlo. Como mínimo, debemos tener uno gris y otro azul marino, ambos lisos y oscuros, y a partir de ahí vamos añadiendo. Lo ideal sería que fuesen hechos a medida, pero si esto se nos va de presupuesto, debemos asegurarnos de que realmente son de nuestra talla.

En el caso de James Bond, Tom Ford ha sido el encargado de vestirle en las tres últimas protagonizadas por Daniel Craig, mientras que Brioni se ocupó de Pierce Brosnan.

Ten siempre a mano un esmoquin

Probablemente, James Bond sea el personaje cinematográfico que mejor sabe llevar un esmoquin, alcanzando sin lugar a dudas la máxima perfección. Aunque a lo largo de las 26 películas que van hasta la fecha, le hemos visto con diferentes tipos de esmoquin, pero los que se llevan la palma son el negro completo y con chaqueta blanca. Eso sí, ambos con pajarita y un clavel rojo en la solapa. Tomen nota, caballeros, porque no está de más tener uno así en el armario para cuando nos inviten a la gala de los Oscar.

Puntualidad británica

20151116_Bond-Reloj

La puntualidad es imprescindible para que no se te escapen los villanos, por lo que hay que contar con un reloj que no nos deje en la estacada y que, de paso, sea un placer llevar en la muñeca. Marcas como Rolex, Breitling, Seiko, Omega, TAG Heuer o Hamilton han contribuido a que Bond cumpla puntualmente con sus misiones.

Gafas de sol con licencia para matar

Un buen par de gafas de sol es fundamental para cualquier agente secreto que quiere ocultar su mirada. El Bond de Craig suele decantarse por la colección de Tom Ford con preferencia por las de estilo aviador y las de pasta. En cambio, el Bond de Brosnan apareció en alguna ocasión con unas Persol. Para nosotros, lo mejor es buscar esas gafas que mejor nos queden, pero eso sí, invirtiendo en unas de excelente calidad, tanto por diseño como por las lentes. Es mejor tener solo unas gafas que sean un clásico de calidad, que muchas que no haya por donde cogerlas.

Los espías utilizan bañadores ceñidos

20151116_Bond-Banador

Dado el estilo de Bond, cabría esperar que su elección para bañarse en la playa sería un boxer suelto. Pero no, 007 los prefiere ajustados y yo tengo muy claro el motivo: son mucho más cómodos y podemos movernos con mayor libertad, lo que es fundamental cuando te está persiguiendo tu peor enemigo.

Siempre bien peinado

Hemos visto a Bond en multitud de situaciones. Unas de riesgo, otras disfrutando de un martini agitado, otras seduciendo a la gachí de turno… Eso sí, en la mayoría de ellas encontramos un denominador común: James Bond no se despeina. Y es que, amigos, llevar un buen corte de pelo e ir bien peinados por el mundo es indispensable para ofrecer una buena imagen. Y para estar bien guapos, claro está.

¿Barba? ¡James Bond, jamás!

Aunque esté trabajando en la más difícil de las misiones, James Bond siempre tiene tiempo para afeitarse. Es de esos hombres que a diario opta por quitarse todo el vello facial. Aunque claro, teniendo en cuenta que el personaje se ha ido adaptando a los tiempos modernos, ¿por qué no un Bond barbudo para la siguiente película? Ahí lo dejamos.

¿Y vosotros, habéis aprendido algo más de James Bond en estos años?

En Mi mundo Philips | Las once películas que tienes que ver para entender el estilo en el siglo XXI

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.