¡Toma vitamina! Las frutas para los bebés están en su mejor época

, 9 de mayo de 2013

Las vitaminas son fundamentales en la alimentación de un bebé (y en la de los niños más mayores y en adultos, por cierto). Con la llegada del buen tiempo, las frutas alcanzan su mejor momento, están más dulces y con mejor precio. Hay que aprovechar para que el pequeño aprenda a probar nuevos sabores con cada fruta y disfrute saboreando una comida que le aporta importantes nutrientes.

Los purés de frutas

A partir de los seis meses, los bebés comienzan a tomar sus primeros purés de frutas, al principio es mejor elegir las frutas básicas que menos alergias provocan (plátano, pera, manzana o zumo de naranja). Poco a poco debemos ir introduciendo más variedad de frutas (frutas con distintos coloridos aportan distintas vitaminas), siempre teniendo en cuenta que las frutas con pelo (kiwi, melocotón, piña, fresa) suelen provocar alergias alimentarias y es mejor esperar para dárselas a que el bebé cumpla su primer año de vida.

Como las primeras frutas puede costarle comerlas, toma nota de estos trucos para que el niño aprenda a admitir estos nuevos sabores.

Frutas de temporada

Aprovecha la temporada adecuada de cada fruta para dárselas de probar al pequeño, ya que están en su mejor momento, más dulces, más sabrosas y con mejor precio. El pequeño disfrutará con su colorido, probando nuevas texturas y sabores, y conseguirá ir cogiendo hábitos para una alimentación saludable y variada, sobre todo si te ve a ti comer la fruta también. Ahora en primavera-verano empieza la temporada alta de muchas frutas, como las fresas, las cerezas, los melocotones, las nectarinas, los melones, las ciruelas y las sandías. Todos ellos aportan muchas vitaminas y agua que les viene muy bien para refrescarles del calor. Consulta el calendario de frutas de temporada en este enlace.

Cómo tomar la fruta fuera de casa

La gran pega de la fruta es que enseguida se oxida y se estropea si la haces en puré, así que si vas a darle fruta fuera de casa, ten en cuenta estas recomendaciones:

* Nos hemos acostumbrado a que la fruta hay que dársela para merendar, pero no pasa nada porqué a media tarde le des un biberón, que es más fácil de preparar y transportar y dejes la fruta para otro momento.
* La fruta cocida no se estropea tanto. Puedes preparar una deliciosa compota de manzana y/o pera con la ayuda de la vaporera y batidora de Philips AVENT. Se cuece la fruta durante veinte – veinticinco minutos, se bate y ¡listo para llevar fuera de casa! No hace falta añadir azúcar porque la fruta ya está lo suficientemente dulce y no le conviene al bebé.

* La fruta entera y los zumos se estropean menos. Puedes llevar un plátano, una ciruela, un poco de melón o sandía y machacarlos con la ayuda de un tenedor en el momento de dárselo al pequeño. Se trata de fruta blandita y si el bebé está acostumbrado a tomar fruta la admitirá con gusto, y la terminará de digerir con las encías.
* Añade unas gotitas de limón al puré de frutas, que actuará como antioxidante. Otra buena idea es embotar el puré según lo haces, llenarlo hasta arriba del bote y guardarlo boca abajo. Así no le entrará nada de aire y no se oxidará.
* Aunque son mejores las opciones naturales, porque de vez en cuando le des un potito al niño no pasa nada. Incluso hay unos potitos ecológicos, libres de residuos químicos y conservantes, que son una opción bastante sana a tener en cuenta.

Mi mundo Philips | Tu hijo es lo que tú comes

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.