Tres hábitos alimenticios a los que decir adiós antes de acabar el año

, 27 de diciembre de 2018

habitos comida

Haces deporte para estar en forma, pero a veces se te olvida que la alimentación es igual e incluso más importante de cara a conseguir la forma física que deseas. Puede que, sin darte cuenta, hayas boicoteado ese objetivo fitness que te habías marcado. No pasa nada, estás a despedirte de esos los malos hábitos alimenticios. Toma nota; repasamos tres muy comunes y te contamos cómo corregirlos.

Di adiós a saltarte comidas

Con la alimentación no se juega, por eso, para conseguir un objetivo concreto en cuanto a forma física es recomendable ponerse en manos de expertos. Reducir la ingesta de comida no es la solución para perder. Al contrario de lo que algunos creen, saltarse comidas no ayuda a adelgazar, sino que provocan todo lo contrario: aparece el efecto rebote.

picar

No comer cuando toca hace que las hormonas que estimulan el apetito se vean incrementadas ante la falta de alimento. Esto provoca una disminución del azúcar en sangre y es entonces cuando las ganas de comer carbohidratos y dulces entran en escena. Vamos, que al final acabas picando cualquier cosa a deshora. Así que recuerda: haz cinco comidas diarias y aliméntate de forma sana y equilibrada.

No te pases con el pan blanco (y cambia al integral)

El pan… ¡qué rico está el pan! Es el mejor compañero para cualquier comida pero, sin embargo, se puede convertir en un gran enemigo si se consume demasiada cantidad. Reducir la ingesta diaria y sustituirlo por su versión integral es la mejor opción para que sea un alimento mucho más saludable. Aunque tiene casi las mismas calorías que el blanco, es mucho más beneficioso a nivel nutricional. Como está elaborado con harinas sin refinar, tiene el triple de fibra. Esto hace que te sientas más ligero, ya que regula el tránsito intestinal.

habitos comida

El pan integral consigue que te sientas saciado antes. Cambiar el blanco por esta opción más saludable será una gran decisión de cara al año nuevo. No prescindas totalmente del pan, ya que los hidratos de carbono son necesarios y forman parte de una dieta sana y equilibrada. Por cierto, también puedes hacer el cambio a la variedad integral con la pasta y el arroz. No notarás demasiada diferencia en el sabor y, con ese pequeño gesto, lograrás estar mucho más en forma.

No comas mientras haces otras cosas

Cuando comes sin prestar atención a lo que estás haciendo, puedes acabar ingiriendo más cantidad de comida de la que deberías. Al no estar atento no escuchas a tu organismo. Quizás te está diciendo que ya está saciado y tú no te estás dando cuenta. Así que ya sabes, a la hora de realizar cualquier comida, céntrate. Disfrutarás mucho más de los alimentos y, además, no comerás más de la cuenta. Apúntate este hábito saludable y seguro que te sentirás satisfecho sin comer más de lo necesario.

Imágenes | Portada, unsplash.com/rewrewrew; interior, pixabay.com/juttazeissetunsplash.com/rithwickpr, unsplash.com/heftiba;

En Mi Mundo Philips | Guía para regalar (o que te regalen) la afeitadora perfecta

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.