Trucos para aprovechar la pulpa de las frutas y verduras de tus zumos y batidos

, 26 de febrero de 2018

pulpa zumos aprovechar

Nuestro desayuno favorito es el que, además de un buen café, incluye un zumo recién preparado por nosotros en nuestra licuadora Philips. Nos llena de energía, es súper sano y está listo en un momento. Pero, cuando terminamos de tomárnoslo, siempre nos preguntamos qué hacer con esa pulpa que nos sobra. ¿Tirarla? Ni se te ocurra: está llena de fibra y tiene todavía mucha vida.

Ya seas de los que incluye en su zumo mañanero solamente frutas o de los que también suman verduras como el apio o el pepino, anota estos trucos para dar un segundo uso a esa sustancia. ¡Larga vida a la pulpa!

Para postres

Ya que el ingrediente principal de los zumos y batidos es la fruta, su pulpa es la que más reutilizaremos. Y es algo que se lleva a las mil maravillas con los postres.

Por ejemplo, puedes emplear la pulpa de la manzana, la pera, el melón o la sandía para preparar helados. Ahora que estamos deseando que llegue el verano, ¿qué mejor manera de reusar la fruta sobrante? Mezcla la pulpa con un poco de leche, pon la amalgama en un molde para polos, deja enfriar en el congelador… ¡y a disfrutar de helado rico y natural!

Si lo tuyo es la repostería, puedes aprovechar el 100% de tus frutas para preparar un bizcocho de lo más sabroso. Solo tienes que, a tu receta habitual, sumarle la pulpa de tu fruta favorita.

¿Lo que más te gusta hacer es tarta de zanahoria y también la incluyes en tus zumos? Entonces, cuando vayas a prepararla, cambia la ralladura de zanahoria por pulpa y obtendrás el mismo resultado.

Otra deliciosa manera de reaprovecharla es preparar mermelada casera. Solamente tendrás que mezclar la misma cantidad de pulpa que de azúcar (250 gramos de cada, por ejemplo) en una pequeña sopera, hervir durante unos 5 minutos y colocar el resultado en un tarro. Déjalo enfriar y ya tienes tu mermelada lista para un desayuno de lo más dulce.

pulpa zumos aprovechar

También puedes preparar un snack muy sencillo: bolitas de pulpa de fruta y coco. ¿Cómo se prepara? Es muy fácil: mezcla en un bol la pulpa que te haya sobrado de tu zumo o batido con un par de cucharadas de aceite de coco derretido. Amasa el conjunto, haz pequeñas bolas, pasa la mezcla por ralladura de coco o de limón y deja enfriar en la nevera. Un postre o tentempié muy sabroso listo en un minuto.

Para tus platos salados

Tanto la pulpa de las frutas como la de las verduras (incorporar a los zumos verdes apio, pepino o zanahoria es de lo más recomendable) tiene también una segunda vida en tus platos salados.

Es, sin ir más lejos, un topping ideal para tus ensaladas. Puedes desmenuzarla aún más para repartirla mejor y añadirla a tus mezclas de lechugas, espinacas o canónigos. Unos frutos secos, un poco de aceite de oliva y ya tienes listo para consumir un entrante muy sano y rico.

¿Te has sumado a la fiebre de las hamburguesas veggies? Entonces encontrarás en la pulpa de tus verduras un ingrediente más que añadir a tu receta. Estas burgers se preparan incorporando vegetales triturados a un producto base como puede ser el tofu, así que la pulpa sobrante de tus zumos es otro componente más que utilizar. ¡Eso sí que es cocina de aprovechamiento!

pulpa zumos aprovechar

Para salsas o aderezos también puedes utilizar los restos que se acumulan en tu licuadora. Aceite de oliva, sal, pimienta, limón y pulpa de manzana y tendrás un complemento para tus ensaladas y tostadas muy original y rico.

Para tus rituales de belleza

Estamos hartos de leer etiquetas de productos de belleza que llevan extractos de frutas y verduras. Si ya sabemos que son beneficiosos para nuestra piel, ¿por qué no aplicarlos directamente sobre ella?

Puedes colocar la fibra de pepino sobrante de un zumo sobre tus párpados o preparar mezclas que incluyan yogur o miel y la fruta que más pueda ayudar a tu piel. La maracuyá, por ejemplo, es un perfecto exfoliante natural y la papaya es ideal para las pieles grasas.

Eso sí –aquí va un truco para aprovechar la pulpa al máximo-, lo más adecuado es que licues cada ingrediente por separado y lo guardes en bolsitas independientes una vez termines de preparar tu zumo o batido: así sacarás el máximo partido a esa sustancia llena de fibra y de posibilidades.

Imágenes | Philips, Unsplash – Francesca Hotchin y Brooke Lark

En Mi Mundo Philips | De la cereza del café se aprovecha tanto el grano como la pulpa

En Mi Mundo Philips | Nueve recetas de postres rápidos sin horno

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.