9 trucos para asegurarte de beber todo el agua que necesitas cada día

, 11 de julio de 2016

Agua

Todos sabemos que para tener una buena salud tenemos que llevar una alimentación equilibrada, pero a veces nos olvidamos de que también es fundamental mantener una buena hidratación. Es importante beber cada día todo el agua que nuestro cuerpo requiere para funcionar correctamente, especialmente en verano, cuando más aprieta el calor. ¿Sabes cuánto tienes que beber a diario? Te contamos algunos trucos para asegurarte de que bebes todo el agua que necesitas.

¿Cuánto tenemos que beber cada día?

Agua en el trabajo

Los seres humanos, al igual que los animales y las plantas, necesitan agua para llevar a cabo todas sus funciones y mantener una salud óptima. Podemos sobrevivir muchos días sin ingerir alimentos, pero apenas aguantaríamos unas pocas jornadas sin agua. Más de la mitad de nuestro cuerpo está formado por agua, ayuda a regular la temperatura corporal y también interviene en casi todos los procesos del organismo. La cantidad de agua recomendada puede variar dependiendo de la persona, ya que depende de factores como la edad, el peso o la actividad física, pero en general los expertos recomiendan beber aproximadamente dos litros al día, sobre todo con temperaturas altas.

Trucos sencillos para que no te olvides de hidratarte

Con el ajetreo del día a día es fácil perder de vista el agua que tomamos, y a veces podría no ser suficiente. Si no nos hidratamos bien, a largo plazo podría repercutir negativamente en nuestra salud, por eso te damos algunos trucos muy sencillos para que controles el agua que tomas cada jornada de forma saludable.

1. Lleva contigo una botella de agua. Puedes llenar por la mañana una botella grande de dos litros o usar dos más pequeñas que puedes repartir a lo largo del día. La puedes llevar al trabajo o tenerla siempre cerca para controlar todo lo que bebes fuera de las comidas.

2. Si vas a hacer deporte, no te olvides nunca de beber lo suficiente una hora o dos antes, especialmente si va a ser una actividad muy intensa. Cuando el ejercicio dure más de 60 minutos puedes rehidratarte a la mitad, pero en cualquier caso recuerda reponer los líquidos perdidos siempre también después de terminar.

3. Suma muchas frutas y verduras frescas a tu dieta diaria. Aprovecha la temporada de verano para tomar productos frescos de temporada entre horas, y añade también piezas al desayuno o a tus ensaladas. Las frutas como el melón, la sandía, la manzana o el melocotón contienen mucha agua de forma natural, también los vegetales de hoja verde, la lechuga o el tomate.

4. Toma infusiones frías para refrescarte, es otra forma muy saludable de beber agua y además sumarás los beneficios de hierbas y plantas como la menta, la manzanilla o la melisa. Puedes aromatizarlas con zumo de limón o mezclarlas con agua con gas, si quieres sumar burbujas a tu bebida.

5. Reduce el consumo de alcohol, pues aunque en verano las bebidas frías como la cerveza o la sangría apetecen mucho, en realidad nos pueden deshidratar. Pásate mejor a bebidas naturales a base de agua, que además no tienen calorías y son mucho más digestivas, asegurándote una digestión más ligera.

6. Toma un vaso de agua nada más levantarte o antes de desayunar. Por la noche pasamos muchas horas sin ingerir nada de agua y el cuerpo necesita reponer líquidos, especialmente durante los meses calurosos. Al principio puede costar si no tenemos costumbre, pero pronto te acostumbrarás y notarás los beneficios.

7. Si vas a salir de paseo, de rebajas o a la piscina, no te olvides de llevar contigo una botella térmica llena de agua fresca. En los ratos de ocio es fácil distraerse y a veces pasan horas sin que nos demos cuenta. Llevando en el bolso o en la mochila una pequeña botella siempre te acordarás de ir bebiendo un poco a lo largo de la mañana o de la tarde.

8. Recupera la buena costumbre de pedir un vaso de agua con tu café, para beber antes y después. Es una buena manera de limpiar el paladar para degustar mejor la bebida, y también nos refresca la boca después de terminarla. Recuerda que el café también es otra manera de tomar agua, y si te gusta con leche estarás sumando todavía más líquido a tu ingesta diaria.

Smoothie verde

9. Con tus batidos, zumos y smoothies caseros también estás contribuyendo a cubrir los líquidos que necesitas cada día. Las sopas frías de verano, como el gazpacho o el salmorejo, son otra saludable y deliciosa manera de hidratarnos mejor, incluso con los sorbetes y granizados o la horchata veraniega. También suman agua los cubitos de hielo con los que enfriamos la limonada, o los polos que hacemos en casa con zumos de frutas naturales.

Como ves, es muy fácil tomar todo el agua que necesitamos cada día si prestamos un poco de atención. Recuerda escuchar a tu cuerpo, ya que la sed es un síntoma de deshidratación y nos estará pidiendo agua. Aumenta un poco la cantidad de líquido que tomas los días que haga más calor y no te olvides de que el cuerpo necesita también un aporte extra si vas a practicar deporte. Anímate a poner en práctica todos estos consejos y cuéntanos cuáles son tus trucos para acordarte de beber agua a lo largo del día.

Philips te da estos consejos para ayudarte a mantener tu salud y bienestar, también en www.lasaludquesebebe.com, puedes ganar un entrenamiento personal y plan nutricional.

 

Fotos | iStock.com/kvkirillov, iStock.com/puhhha, iStock.com/TanawatPontchour

En Mi Mundo Philips | ¿Necesitas inspiración para tus zumos y batidos? Disfruta de las mejores recetas saludables con la App Healthy Drinks de Philips

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.