Trucos para cuidar de tu aspirador

, 27 de diciembre de 2016

aspirador sin bolsa

El aspirador es sin duda uno de los electrodomésticos imprescindibles en el hogar para limpiar cualquier estancia y dejar nuestra casa perfecta. Dependiendo de nuestras necesidades podemos escoger un modelo diferente que se adapte a nuestro ritmo de vida, pero sea cual sea tu aspirador conviene tener en cuenta una serie de cuidados básicos. Sigue estos trucos para cuidar de tu aspirador y mantenerlo como nuevo muchos años.

Por qué debes cuidar correctamente de tu aspirador

aspirador sin cable

Sea cual sea el modelo de aspirador que tengas en casa, seguro que es uno de los aparatos que más utilizas en la limpieza diaria. Lo que más ensucia una vivienda es la suciedad inevitable que surge con los propios ritmos de vida de cada día: polvo, partículas de tierra, pelos de mascota, pelusas, cabello, migas de pan, manchas húmedas, barro, etc.

Los aspiradores nos facilitan mucho el trabajo permitiéndonos recoger el polvo a gran escala por toda la casa, ya sea en el suelo, sobre alfombras, en el mantel del comedor o en los muebles, incluso paredes o estanterías. Ya sabes que las alfombras se deberían aspirar a diario y que lo mejor para mantener a raya las alergias es repasar el polvo cada jornada, así que tu aspirador tiene trabajo prácticamente todos los días. Si quieremos que siga funcionando al máximo rendimiento y aprovechando todas sus capacidades, lo mejor es aplicar una serie de trucos básicos para su cuidado.

Trucos esenciales el cuidado del aspirador

aspirador, cabezal
  • Lo primero de todo es leer detenidamente las instrucciones para asegurarte de que conoces bien todos los pasos para usar el aspirador correctamente.
  • Si es un aspirador con cable, comprueba siempre que está en perfecto estado, sin daños. No tires de forma brusca de él y utiliza siempre el sistema automático de recogida para enrollarlo, evitando los nudos.
  • En los aspiradores con bolsa, cámbiala cuando veas que está casi llena, sin llevarla al límite.
  • Si tienes un aspirador sin bolsa, procura vaciar el depósito cuando alcance el nivel máximo indicado de su capacidad.
  • Aprovecha las funcionalidades de cada modelo usando los cepillos y cabezales más adecuados para cada superficie o material: suelos duros, madera, textiles, húmedos, etc.
  • Nunca des tirones bruscos al aspirador y desenchufa siempre el aparato sacando el cable de la corriente con la mano, cuando ya esté apagado.
  • Recuerda limpiar los cepillos periódicamente, separando cada pieza según lo indican las instrucciones.
  • En los modelos que así lo requieran, limpia o cambia los filtros cuando sea necesario, utilizando modelos Philips compatibles con cada aspirador.
  • Para que luzca como nuevo puedes limpiar el polvo que en ocasiones se adhiere en la superficie exterior con una pasada rápida, usando un trapo corriente.
  • No aspires sobre superficies muy calientes, cenizas aún encendidas o superficies húmedas, salvo que tengas un aspirador específico para suelos húmedos.
  • En los aspiradores sin cables, carga la batería correctamente siguiendo las instrucciones y recuerda desenchufarlo antes de utilizarlo.

Tu aspirador puede ser el mejor aliado en casa para tener el hogar impoluto día a día, pero él también necesita algunos cuidados para poder ofrecerte su máximo rendimiento. Si quieres que os dure muchos años funcionando sin problemas, aplica estos sencillos trucos para su cuidado. Así conseguiréis siempre limpiar vuestra casa con el mínimo esfuerzo.

En Mi Mundo Philips | Trucos para cuidar de la plancha de vapor

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.