Trucos para organizar la nevera que te ayudarán a perder esos kilos de más

, 15 de enero de 2016

Cómo organizar la nevera

Ya hemos comentado anteriormente la importancia de tener ordenada y limpia la nevera de casa pero, ¿sabías que una buena organización te puede ayudar a perder esos kilos de más? Si uno de tus propósitos de año nuevo es recuperar la forma y cocinar más sano, no te pierdas estos sencillos trucos para organizar tu nevera y que te sea mucho más fácil llevar una alimentación saludable.

Conseguir mantener un orden adecuado es un aspecto fundamental en todos los ámbitos de la cocina, también en el interior de nuestra nevera. El primer paso empieza a la hora de la compra, pero es importante además saber cómo organizar todos los alimentos para no descuidar nuestra alimentación y así cocinar de una manera mucho más equilibrada con platos sanos, variados y llenos de sabor.

Dentro de la nevera: productos saludables y ordenados

Cómo organizar la nevera

El apetito se abre también por los ojos, por eso es importante que el interior de nuestro frigorífico se mantenga limpio y ordenado para que los productos sean más apetecibles. Es una buena tarea dedicar un día a la semana para hacer la compra de productos frescos y colocarlos de forma ordenada, sobre todo frutas, verduras y lácteos desnatados o sus equivalentes vegetales. Hay que procurar dejarlos a la vista y no sobrecargar demasiado la nevera para que encontremos todo con facilidad.

Si utilizamos los espacios destinados a ingredientes específicos nos será más fácil encontrar lo que buscamos y además se conservarán mejor, por ejemplo los cajones especiales para la fruta. Coloca los productos similares juntos, para evitar olvidos, y siempre con los más perecederos delante. Así evitarás que se estropee la comida con una fecha de caducidad más próxima.

Para evitar caer en la tentación no coloques a la vista las cosas más calóricas, como chocolates y dulces. En su lugar, es buena idea destinar el estante central a aperitivos saludables para esas ocasiones en las que necesitamos picar algo. Dispón snacks sanos en porciones individuales, por ejemplo frutos secos, yogures desnatados, bastones de verduras o barritas de cereales caseras.

La fruta es muy saludable a cualquier hora del día, pero a veces nos da pereza comerla. Dedica un día a preparar raciones de tus frutas favoritas para que estén listas para tomar, por ejemplo con una macedonia natural o una ensalada variada. Apuesta por el colorido y la fruta de temporada para asegurarte el máximo sabor y así será mucho más apetecible.

Recuerda tener a la vista y ordenados platos preparados que sólo tengas que calentar para comer, como guisos ligeros de pescado, cremas de verduras, un arroz vegetariano o salteados de carnes magras como pollo o pavo. Muchas veces nos alimentamos mal durante la semana porque llegamos cansados y con poco tiempo para cocinar, y terminamos comiendo cualquier cosa. Si al abrir la nevera lo que encotramos son alimentos saludables y platos ligeros, nos será mucho más fácil comer más sano y perder esos kilos de más.

Imágenes | Thomas Lübke, Eric May

En Mi Mundo Philips | Si te gusta que la ropa quede perfecta, la Tabla de Planchado integrada te encantará

En Mi Mundo Philips | Tres trucos de cocina para agilizar las tareas más habituales

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.