Tu pareja tiene muchas formas de implicarse durante la lactancia, te contamos cómo

, 2 de agosto de 2019

padres

Los primeros días con un bebé en casa pueden ser los más duros, sobre todo en la parte de la lactancia materna. Somos nuevas en ello y nos tenemos que acostumbrar. Pero los padres también pueden participar y ayudar durante la lactancia, tanto en la parte emocional como en la práctica, para que todo sea más fácil.

Ellos también quieren involucrarse

Según un estudio internacional de Philips Avent, hasta el 91% de los padres quieren involucrarse también en la lactancia materna. Es una época importante para el bebé, sus primeros días de vida, y ellos también quieren y pueden formar parte de esos días.

padres

Esta Semana que se celebra Semana Mundial de la Lactancia es buen momento para recordar la importancia de que los dos progenitores se involucren en la crianza, y también en la alimentación del recién nacido. Además de para fomentar los lazos con su hijo, los padres pueden ayudar a la madre para que la lactancia no se haga tan dura.

De hecho, las mujeres que reciben apoyo de sus parejas durante la lactancia son más proclives a mantenerla en el tiempo. Según la encuesta realizada a 3.594 usuarias, las madres desean que los padres también se involucren en tareas como preparar biberones o alimentar al pequeño durante las noches.

Además de una ayuda práctica con todo lo que se necesita para hacer más fácil la lactancia materna, es fundamental el apoyo emocional, saber que tu pareja está a tu lado para lo que necesites y que puedes contar con su ayuda al 100%. A continuación comentamos algunos aspectos clave.

Ayuda por las noches

La madre necesita descansar y si el padre da los biberones nocturnos que la madre se ha sacado durante el día, o ayuda a dormir al bebé, supondrá una tranquilidad para que la madre pueda dormir un poco más.

En mi caso, me era de gran ayuda que tras las tomas, el encargado de sacar los gases, cambiar el pañal durante las noches, consolarle si lloraba y ayudar a dormir de nuevo al bebé fuera el padre. Así podía descansar tras las tomar nocturnas y dormir un poco antes de que llegara el siguiente momento de alimentar al bebé.

Preparar los biberones (y limpiarlos)

La logística para alimentar a un recién nacido puede ser complicada: si te extraes leche para alimentar a tu bebé cuando no estás, hay que preparar los biberones, limpiar el sacaleches y los biberones, saber cómo almacenar, calentar y descongelar la leche materna. Tareas que el padre debe saber cómo hacer y realizarlas siempre que pueda.

Tan importante como preparar los biberones, es limpiarlos en profundidad y esterilizarlos, sino queremos que se acumulen en el fregadero, aumentando el caos en casa y siendo objetivos de los gérmenes.

Calmar al bebé cuando llora

A veces, el bebé llora sin saber muy bien por qué y las madres que pasamos con ellos las 24 horas, acabamos desesperadas porque no sabemos qué le pasa. Los cólicos o el cansancio pueden ser las razones de estos lloros. Un cambio de brazos y recortarse en el regazo de su padre puede ser la solución.

Los padres se sentirán más involucrados en la crianza si practican el contacto piel con piel, si le dan cariño, calor y apoyo.

Mantener el orden

Además, cuando yo estaba ocupándome la lactancia materna (sobre todo al principio que las tomas son más largas e irregulares y es más difícil organizarse), necesitaba que mi marido se ocupase de todo los demás. Hacer la comida, recoger la casa, lavar la ropa, hacer la compra, son tareas que hay que hacer y que si los padres se encargan de ello, descargan de trabajo a la madre lactante.

Alimentar a una madre hambrienta

dieta y pasta

Nos enfocamos en cuidarnos durante el embarazo pero nadie nos cuenta la importancia de cuidar la alimentación durante la lactancia (ni cuánto hambre tenemos). El padre puede encargarse de planificar un menú diario para que la madre pueda reponer fuerzas. La alimentación durante la lactancia no se debe descuidar, debe ser completa y sana, ya que la madre necesita un extra de energía para producir leche.

A veces es tan fácil como poner unos muslos de pollo o unos filetes de salmón al horno, añadirle patatas cortadas en panadera y unas cuantas verduras de temporada (calabaza, calabacín, brócoli o zanahoria) para tener una comida completa sin necesidad de pasar mucho tiempo en la cocina.

Empatía e implicación

Hay muchas ventajas en una lactancia con un padre más involucrado. Las madres enseguida tenemos que retomar nuestra carrera profesional, cada vez tenemos menos tiempo para dedicar a la lactancia y compatibilizar ambas. Si el padre desempeña un papel más activo, la lactancia materna, con ayuda de un sacaleches y manteniendo un banco de leche, puede alargarse mucho más tiempo.

Tampoco debemos olvidar que el inicio de la lactancia materna coincide con el post parto, un momento delicado para la madre en el que estamos especialmente sensibles, y que la depresión postparto es más frecuente de lo que pensamos.

Durante la lactancia, me consolaba mucho saber que no estaba sola, que la crianza era cosa de los dos padres y disfrutar de las bajas de maternidad y paternidad a la vez es algo que agradecí muchísimo. Parece que dos manos nunca son suficientes pero cuatro pueden llegar a todo.

padres

Como madre reciente, agradecí de mi pareja su paciencia cuando no podía más, su empatía en los momentos que no me sentía «la madre más feliz del mundo» sino alguien sumergido en un caos que a veces no sabe como gestionar, y su apoyo en todo momento, dispuesto a hacer la tarea que necesitara el bebé. Sí que eché de menos que no se informara tanto como yo sobre la lactancia materna o sobre cómo criar a un recién nacido (aunque él cambiaba mejor los pañales que yo).

Aunque debe ser bastante habitual. Como reflejan los resultados de la encuesta, el 76% de las madres considera que hace falta más información para que sus parejas les ayuden en el proceso de lactancia. Algo que es nuevo para los dos y que sirve de gran ayuda, ya que alguien conozca los problemas que pueden surgir durante los primeros días puede gestionarlos de mejor manera.

Esta Semana Mundial de la Lactancia es un buen momento para informarse de todo lo relativo a la lactancia materna para que alimentar al bebé no solo sea cosa de la madre, sino de los dos.

Fotos | iStock LightFieldStudios, RomanovaAnn, Ondrooo

En Mi Mundo Philips | Cómo crece tu bebé: todo lo que va a pasar durante los primeros tres meses

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.