¿Tu primera vez con barba? Te guiamos paso a paso

, 25 de octubre de 2017

Para todo hay una primera vez y, para eso de dejarse barba, también. Tú, que siempre has tenido tu cara suavecita y sin un solo pelo sobresaliendo, no te imaginas cómo puede ser tu vida con vello facial de cierta longitud cubriendo tu rostro. Ya verás como no es para tanto y hasta le coges el gusto.

A continuación te damos una serie de recomendaciones básicas para que no te pierdas en el arte de cuidar tu barba. Recuerda que la OneBlade de Philips va a ser tu mejor aliada para recortar el vello facial a la longitud que desees.

Déjala crecer

No te descubrimos América si te decimos que el primer paso para lucir una buena barba es dejarla crecer. Pero lo que quizás no sepas es que vas a necesitar paciencia. Si la quieres llevar más o menos larga, van a ser necesarias una cuantas semanas para que tu barba crezca lo suficiente como para darle forma.

Al principio puede que sientas que te pica la cara, que te agobies y que quieras coger tu OneBlade de Philips y usarla para afeitarte, en lugar de para recortar. Aguanta. Enseguida te olvidarás de los picores y te irás acostumbrando a sentir el vello en tu cara.

Conforme la barba vaya creciendo, ve recortando los pelitos sueltos que quedan por la parte superior de las mejillas y por el cuello. OneBlade de Philips es ideal para perfilar. El vello que sobresale en el bigote y que invade tus labios también debe ser recortado para no acabar comiéndotelo ni presentar una imagen descuidada.

Lávala a diario

Igual que lavas tu cabello cada día, tu barba también necesita una limpieza diaria. No uses el champú habitual que usas para tu pelo ni el gel que utilizas para la ducha. Hay productos especiales para la higiene de la barba que eliminan la suciedad de la misma, la suaviza y evita los picores en la cara.

Es importante aclarar bien y retirar por completo la espuma que haya en la cara para evitar sequedad e irritaciones en la piel. Al finalizar el aclarado, seca tu barba suavemente utilizando una toalla o con el secador. ¡Eso sí, hazlo con aire frío!

No te olvides de hidratarla

La de la hidratación es una de las fases más olvidadas por los barbudos principiantes y, sin embargo, una de las más importantes. Si quieres que tu barba presente un aspecto brillante y cuidado, es esencial que la hidrates tras haberla lavado y secado.

Suavizar el vello facial y evitar la sequedad del rostro son dos de las cosas que conseguirás con un gel hidratante para barba. En el caso de que te la hayas dejado larga, lo mejor es recurrir a un aceite o bálsamo especial. Con él evitarás que tu barba tenga un aspecto áspero y la suavidad que le aportará te ayudará a la hora de manejarla. Solo necesitarás unas gotas para masajear tu vello facial y que la loción penetre también en la piel de tu rostro.

¡Vaya pelos! Péinala, hombre

Si eres de los que simplemente va a lucir barba de tres o cuatro días, te puedes saltar este paso. Si no, ve haciéndote con un pequeño peine porque vas a necesitarlo. No tengas miedo a los tirones, ya que si has lavado e hidratado tu vello facial, no tienen por qué producirse. Peinar tu barba de forma suave, de los laterales hacia el centro y de arriba a abajo te ayudará a darle forma.

Desenfunda tu OneBlade y recórtala

Cuando tu barba haya crecido lo suficiente, desenfunda tu OneBlade de Philips y consigue ese look que tanto deseabas tener. Con su mango ergonómico podrás manejarla con total comodidad. Además, sus cuatro peines guías permitirán que recortes justo lo que quieres, sin pasarte. Tómate tu tiempo, despacito, sin prisas: la recortadora-afeitadora de Philips te da para 60 minutos de afeitado por cada cuatro horas de carga. ¿Estás preparado? ¡Bienvenido, barbudo!

En Mi Mundo Philips | Siete famosos que se dejaron barba… ¡y mejoraron!

Imágenes | portada Unsplash@drew_hays, interior iStock.com/bee32, iStock.com/Sjale, iStock.com/master1305

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.