¿Tu sueño es tener un vestidor en casa? Esto es todo lo que debes tener en cuenta

, 18 de febrero de 2019

tener vestidor

El sueño de muchas y muchos, ya sean amantes de la moda o, sencillamente, del orden, es tener en casa un vestidor. ¿También es el tuyo? No es tan imposible como parece: siempre y cuando tengas una habitación pequeña o que no uses en casa, puedes destinarla a este uso.

Ahora bien, cómo diseñar un vestidor será la duda que te asalte cuando empieces a idear tu nuevo rincón favorito de casa. Desde la distribución a los armarios, sin olvidar la iluminación, las decisiones a tomar son abundantes. Y aquí van unos consejos para crear el vestidor de tus sueños.

La distribución

Obviamente, el tamaño de la habitación en la que vamos a diseñar un vestidor influye. No es lo mismo crearlo en una habitación de 10 metros cuadrados que en un rincón integrado de nuestro dormitorio (es otra de las opciones si no tienes una habitación en desuso en casa y no quieres renunciar a un vestidor).

tener vestidor

Una de las formas más habituales de diseñarlo es en una sola pared. Ideal para estancias pequeñas, pues nos permite instalar un armario de lado a lado y de amplio fondo. El resto del espacio será para que puedas moverte con facilidad y para que coloques algún accesorio, como una butaca en la que probarte los zapatos.

Otra de las formas más populares es en forma de L. Este diseño es perfecto para parejas que comparten vestidor (así cada uno tiene claro cuál es su sitio) y para dormitorios en los que se integra el vestidor, pues ayuda a separar el espacio sin necesidad de levantar un tabique.

Un vestidor en forma de U sería el soñado por muchos, pues ofrece más espacio de almacenaje, si bien es cierto que requiere de un cuarto mayor (y probablemente sin ventanas, para que el diseño no interfiera con ellas).

Por último, otra de las formas más habituales es la de armarios paralelos: uno a cada lado de la pared y, en el medio de la estancia, un sillón o una mesa en la que reposar los objetos. En función de la superficie de la que dispongas puedes decantarte por un diseño u otro, siempre teniendo en cuenta que lo importante, más que la forma, será el orden y el uso que le des a tu vestidor.

tener vestidor

Los armarios

El otro punto crucial en cuanto a cómo diseñar un vestidor es el tipo de armario que se escoge. Primera duda: ¿abierto o cerrado? Como todo, ambas opciones tienen sus pros y contras. Los primeros nos permiten tenerlo todo a la vista y dar color a la estancia a través de la ropa; además, nos obligan a tenerlo todo ordenado, pues el caos no se podrá ocultar tras las puertas.

Los segundos, por su parte, aíslan la ropa del polvo y nos permiten ser menos estrictos con el orden (Marie Kondo, claramente, se decantaría por los primeros).

La segunda duda nos llevará a plantearnos cómo distribuimos los armarios: ¿con perchas, con baldas, con cajones? Lo ideal es tener un poco de todo. Los cajones son muy útiles para la ropa interior; las perchas son fundamentales, pues necesitamos colgar buena parte de nuestra ropa; y las baldas vienen muy bien para amontonar camisetas y jerséis.

¿Qué hay de los zapatos? Otro punto esencial. Son muchos los que se decantan por un diseño de vestidor con armarios cerrados y zapatero abierto, colocando baldas inclinadas para dejar el calzado bien ordenado y a la vista. Sin cajas, por supuesto, y a lo Chiara Ferragni, pues el vestidor de la influencer ha servido en más de una ocasión como inspiración.

Los detalles y complementos

Un vestidor no son solo estanterías para dejar tu ropa. Un vestidor es un espacio en el que te sientes a gusto, donde te arreglas y cuidas y donde cuidas también tu ropa. Por eso, otra buena idea es incluir en esta estancia, también, el espacio de planchado de la casa.

Puedes guardar en uno de los armarios la tabla de planchar y una plancha como esta de Philips y, cuando tengas que poner a punto tus camisas, montar en un instante tu centro de planchado. Un tip extra: las planchas verticales como estas son ideales para espacios así, pues nos ahorran mucho tiempo, nos permiten alisar la ropa sin apenas sacarla de la percha y no ocupan nada de espacio.

tener vestidor

Tampoco puede faltar en tu vestidor un buen espejo: ya sea colgado en la pared, detrás de la puerta o con sus propias patas para decorar el espacio, te servirá para comprobar tus looks, pero también para dar amplitud al espacio.

Imágenes | Philips, Unsplash – Alexandru Acea, chuttersnap, Jamesthethomas5, Jose Soriano

En Mi Mundo Philips | 5 trucos para tener siempre el armario ordenado

En Mi Mundo Philips | Armarios y orden: manual para sobrevivir al cambio de temporada

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.