Un año de lactancia: cómo es dar el pecho los primeros 12 meses de vida del bebé

, 28 de diciembre de 2017

No hay dos lactancias iguales, así que la experiencia de una madre no tiene por qué ser igual a la de otra. Incluso aunque tengas varios hijos, cada lactancia puede ser muy diferente entre sí. Y a lo largo de un año de lactancia te pueden suceder momentos muy buenos y momentos muy malos, pero tarde o temprano sí que te pueden suceder cosas así:

  1. Los primeros días todo se centra en la lactancia: los pechos pueden doler, todo gira entorno a las tomas del bebé, te preocupas por si come lo suficiente o no. Puede ser complicado, duro y doloroso, pero piensa que lo peor pasa pronto.
  2. Luego ves que no lo estás haciendo tan mal, desaparecen las grietas, el pecho no se hincha tanto, el pediatra te confirma que el bebé esta cogiendo peso…
  3. Y cuando te confías y crees que ya tienes la lactancia controlada, tachán, viene una crisis de crecimiento y ves que ya no funciona todo lo que creías saber de la lactancia. Menos mal que enseguida se supera y todo vuelve a su cauce normal en dos o tres días.
  4. Si prolongas la lactancia hasta el año, habrá gente que se crea con derecho a opinar: “tu leche no alimenta, está muy enmadrado, mejor que le des comida de verdad“. Sin embargo, la lactancia sigue siendo beneficiosa también cuando el niño tiene un año o dos.
  5. Habrá momentos en los que quieras tirar la toalla. Mucho ánimo porque las dificultades se superan.
  6. Tus pechos crecerán hasta un tamaño que no podrías imaginar jamás. Luego dejarán de estar tan llenos. Luego tendrás uno más grande que otro. Es normal.
  7. Al principio puede costar dar el pecho, pide ayuda si la necesitas, porque un buen agarre y un buen comienzo es fundamental para que la lactancia vaya bien.
  8. Una vez que le coges el truco, podrás dar el pecho en cualquier momento, lugar y circunstancia y resultará mucho más fácil.
  9. La lactancia será un caos para tus horarios. No estés pendiente del reloj, sino de lo que el niño quiera. Más vale no estresarse y pensar en el niño. Estarás muchas noches de madrugada despierta dando pecho, llegarás tarde a las citas, y no podrás ducharte en tu hora habitual. Si estás de baja de maternidad es por algo.
  10. El sacaleches puede ayudarte mucho con la lactancia: ayuda a estimular la subida de leche, permite aliviar los pechos congestionados, puedes tener reservas de leche materna por si algún día no estás…
  11. Si ves que no puedes llevar una lactancia al 100%, puedes probar con la lactancia mixta. Así puedes prolongar los beneficios de la lactancia materna más tiempo. A veces es necesario dar un suplemento al bebé y no pasa nada por hacerlo.
  12. Los recién nacidos pueden pasarse mucho tiempo al pecho, les consuela, les alivia los dolores, y tardan mucho en hacer las tomas, pero según va creciendo, va todo mucho más rápido.
  13. La lactancia te unirá a tu bebé en momentos increíblemente íntimos y preciosos, creará un vínculo de amor y cariño que es muy importante para el niño y la madre. Si estás dando biberón, intenta también crear esos momentos de unión, aunque será más complicado porque todo el mundo querrá darle el bibe: el padre, las abuelas, las tías,…
  14. La mayor parte de los problemas de lactancia se solventan volviendo a lo básico: si te duelen los pezones, seguramente se pase cambiando de posición, suelta el agarre y hazlo de nuevo y que el bebé coja toda la areola, si estás generando poca leche, tienes que aumentar la frecuencia de las tomas o ayudarte con un sacaleches para estimular la subida de la leche.
  15. La lactancia es una experiencia muy intensa que nos une a las madres de todo el mundo y que nos conecta con nuestros antepasados y con nuestro lado más animal e instintivo. También supone una bomba para tus hormonas, para la calidad de tu sueño, y puede ser duro, pero piensa que son momentos muy bonitos que vives con tus hijos y que en algún momento, cuando tú o tu hijo lo deseéis, terminará.

Fotos | iStock Rohappytatyana_tomsickovatacstef

En Mi Mundo Philips | Alba Padró, experta en lactancia: “se ha perdido la tribu de mujeres como apoyo a la lactancia”

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.