Un bebé llorón, socorro, ¿qué le pasa?

, 9 de julio de 2013

Es la desesperación de los padres (sobre todo los primerizos). El bebé llora constantemente ¿y qué le pasa? Probablemente, nada grave. Ellos sólo pueden comunicarse con su llanto, así que tanto si tienen hambre, como si tienen sueño, si están incómodos o si se sienten solos, su única manera de decirlo es llorando. Además, el llanto del bebé está especialmente diseñado para resultar desagradable y que haga que queramos que cese de inmediato. Se trata de asegurar la supervivencia de la especie.

Poco a poco vas conociendo a tu bebé y notas que la forma de llorar en cada caso es diferente. Tú mejor que nadie le entiende y puede apreciar las señales que indican qué es lo que necesita en cada caso.

Los motivos de llanto más frecuentes de los niños son:

La causa principal de llanto es por hambre. Si al bebé se le ve agitado, se lleva las manos a la boca, se ha despertado solo de su siesta… es que tiene hambre.

Los bebés también lloran mucho por cansancio. Quieren dormir, y tú les agitas, les meces, les pones en una postura, en otra para que se calmen, agitándolos sin cesar y consiguiendo justo lo contrario de lo que el bebé necesita, que es tranquilidad.

Los gases también provocan muchos llantos. Si ves que el bebé se retuerce, se pone rojo, estira los pies y aprieta los puños, es que tiene gases, ayúdales a expulsarlos con un masaje, poniéndolo en la posición de eructo o paseándolo boca abajo, recostado en tu brazo.

Muchas veces lo único que busca es sólo un poco de consuelo, y calor humano. Y recuerda que no hace falta acudir corriendo a su lado cada vez que dice “aaahhh” pero que tampoco hay que dejar que llore hasta que se le pase.

En Mi mundo Philips | Cinco cosas que el pediatra suele controlar en las primeras revisiones del recién nacido

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.