Un cóctel de café en Nochevieja para continuar la fiesta

, 27 de diciembre de 2012

Después de una copiosa cena y con una noche de fiesta por delante, el café se nos presenta como una de las bebidas estrella para disfrutar con energía una jornada tan especial como la de Nochevieja.

Sin desmerecer el vino, el cava u otros licores, os propongo tres cócteles revitalizantes con base de café, para tomar, como todo, con moderación y ofrecer a tus invitados una sugerente alternativa al solo, cortado o con leche de después de la cena.

Sorpresa verde

Una receta rápida y sencilla, ideal para facilitar la digestión después de comidas abundantes. Ingredientes:

1 espresso recién hecho
Hielo picado
2 cl de sirope de menta

Coloca el hielo picado en un vaso pequeño, añade el sirope de menta y vierte por encima el espresso. Como ves, el efecto visual es espectacular con sus tres capas y las propiedades digestivas de la menta te harán sentirte más ligero.

Príncipe

Un elegante cóctel para rematar la cena con un toque diferente. Ingredientes:

1 espresso
3 cl de coñac
1 cl de angostura
2 cl de nata fresca

Añade todos los ingredientes con hielo bien seco a una coctelera y agita fuerte con movimientos cortos. Con un colador, sirve la bebida en un vaso de cóctel y decóralo con trocitos de chocolate o como se muestra en la imagen. El característico amargor de la angostura compensará el exceso de turrones y dulces de la noche. Aunque los más golosos o golosas podéis añadir 2 cl de sirope de azúcar si preferís que el cóctel sea dulce.

Luna de miel

Este cóctel es el más elaborado de los tres, pero el resultado merece la pena. Una bebida refrescante para saborear despacio en una sobremesa reposada, antes de la gran fiesta. Ingredientes:

250 cl de café frío, hecho recientemente
2 cucharadas de helado de vainilla
1,5 cl de nata montada
2 cl de licor de naranja
2 cl de zumo de naranja
½ sobrecito de azúcar de vainilla
2 cucharadas soperas de crema
8 cl de Baileys
1 cl de sirope de avellana

Coloca el helado de vainilla en una copa alta. Añade el licor de naranja, el zumo de naranja, la crema y el azúcar de vainilla. A continuación, vierte por encima el café frío y el Baileys. Añade la nata montada y el sirope de avellana al gusto. Irresistible.

Mi mundo Philips | Una receta espresso para cada miembro de la familia

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.