Un recorrido por las diferentes formas de hacer café a través de los tipos de cafeteras

, 31 de agosto de 2012

Cafetera Moka o italiana
Hasta principios del siglo XIX, la forma más extendida, por no decir la única, de hacer café, era mezclando directamente el café con el agua hirviendo. Entonces empezaron a aparecer los primeros aparatos capaces de elaborar esta bebida a través de distintos sistemas.

En la actualidad conviven diferentes métodos y aunque el resultado puede parecer el mismo, la cafetera utilizada es decisiva en el aroma, textura y sabor final del café obtenido. Vamos a hacer una comparativa de cafeteras, sin entrar en cuáles son mejores o peores, sino en cuáles elaboran el café que se ajusta más a nuestro gusto.

Seguro que la mayoría de vosotros habéis utilizado alguna vez una cafetera moka o italiana, ya sea en vuestra antigua cocina de gas, de camping o en la casa del pueblo. En muchos hogares todavía recurren a ella, porque es una forma fácil y relativamente rápida de hacer café y como no requiere electricidad, se puede utilizar por ejemplo si estás de acampada, tan solo necesitas un fuego o un quemador. Suelen ser de aluminio o acero inoxidable. Cuidado con los fuegos muy altos o con el tiempo de exposición de la cafetera al fuego porque pueden estropear el café.

Un ritual que requiere su tiempo

cafetera de émbolo o francesa

La cafetera de émbolo tampoco necesita electricidad. Tan solo hay que vertir agua hirviendo sobre el café, que habrá sido molido previamente con grano más grande para que no traspase el filtro, dejarlo reposar y prensar la mezcla hasta obtener un café suave, muy fino.

La Cafetera de Goteo es probablemente la más popular en los hogares. Su mayor capacidad, en las más grandes, permite darle un uso como cafetera familiar y es muy útil para el desayuno colectivo. El primero que se levanta prepara el café y la deja encendida para mantenerlo caliente para el resto de los miembros de la familia a través de la placa calefactora sobre la que reposa la jarra. Tradicionalmente se usaban con filtro desechable de papel, pero gran parte de ellas utilizan ya filtro permanente, aunque aún se comercializan los dos tipos. Funciona conectada a la red eléctrica y elabora un café light, un poco aguado, ideal para los que les gusta el café americano. Puedes jugar con la cantidad de café y agua, pero si te gusta el café más intenso, más fuerte, puede que tu mejor opción sea el siguiente tipo de cafetera.

cafetera goteo Philips

Visto y no visto

La cafetera espresso o expreso también requiere de alimentación eléctrica, pero además incorpora un sistema con bomba de presión que es característico de este tipo de máquinas. El café depositado en un filtro que va dentro del portafiltros es sometido a un mínimo de 15 bares de presión (las que tienen menos presión no se consideran espresso, hay quien las denomina semiexpréx), extrayendo de él todo el aroma y sabor en unos pocos segundos. El café que se obtiene de este tipo de cafeteras es el café espresso, un café de aroma intenso, con mucho cuerpo y textura muy cremosa, popular por ser el que se sirve en cafeterías y restaurantes. Esta máquina suele traer también una boquilla para calentar leche y algunas incorporan otros sistemas que te permiten elaborar directamente por ejemplo cappuccinos. También pueden llevar incorporado molinillos de café para extraer todo el aroma y sabor directamente del grano.

Philips cafetera espresso

Una cafetera que se ha popularizado en los últimos años es la conocida como monodósis o de cápsulas. Pensadas para facilitar la tarea de hacer café, ya que en la mayoría de los modelos solo tienes que colocar la dosis ya preparada y envasada por el fabricante y apretar un botón. Se obtiene un café cremoso que varía en función de las diferentes marcas que lo comercializan.

cafeteras espresso Philips

En la web oficial de Philips encontrarás una amplia representación de diferentes cafeteras y en concreto, dentro de las espresso, aquellas que van desde las manuales, más básicas, hasta las superautomáticas pasando por toda una gama de modelos y diseños pensados para adaptarse a todo tipo de persona. Y a tí ¿cómo te gusta hacer el café?

Más en Mi mundo Philips | El café, ¿cómo lo quieres?: Cappuccino

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.