Una crianza más ecológica: las grandes tendencias en maternidad que nos depara el 2018

, 5 de enero de 2018

En 2018 se prevé una vuelta a los orígenes: queremos cosas más naturales, lo ecológico es una tendencia al alza y eso afecta también en el modo en el que criamos a nuestros hijos. Son tendencias que se notarán en 2018 en la alimentación, en los juguetes, en la ropa que visten nuestros hijos, en los muebles que decoran su habitación y en cómo va cambiando la manera en la que los educamos, cómo nos comportamos con ellos y qué tipo de cosas les compramos.

Éstas son algunas de las tendencias más ecológicas que veremos este año:

  • Los padres buscarán muebles para los bebés que se puedan utilizar más allá de unos o dos años. Muebles convertibles que se adapten a las distintas etapas de crecimiento, como por ejemplo, cómodas que se puedan utilizar como cambiadores.
  • Lo natural vende, así que los tonos en decoración tenderán a ser más neutros.
  • Los juguetes de madera como sustitución al plástico también son una tendencia que apuesta por lo natural. Además, decoran de manera mucho más bonita que los juguetes de plástico.
  • A la hora de vestir y rellenar los armarios infantiles, por supuesto, se venderá más ropa ecológica, pañales reutilizables, textiles sostenibles, y productos de limpieza y perfumería ecológicos ya que suelen evitar muchas alergias en los pequeños. Bastante ha sufrido ya nuestro planeta, y si podemos hacer algo al respecto, bienvenido sea.
  • La comida ecológica también está viviendo un boom para la infancia. Hay una fuerte conciencia de los alimentos que ingerimos diariamente, cada vez nos preocupamos más al respecto, y leemos más las etiquetas: los padres no queremos tanto azúcar ni aceite de palma en los ingredientes. Mejor apostar por la comida natural hecha en casa al vapor que por potitos y alimentos procesados.
  • El concepto de familia cada vez se entiende de una forma más flexible, hay más familias monoparentales y con todo tipo de madres y padres, que tenderán a formar grupos y “tribus” que les ayuden y les apoyen con la lactancia y con todas las responsabilidad y dudas que surgen cuando eres padre. El hogar es donde los niños se sientan a gusto y son queridos. Es una vuelta a nuestros orígenes que hace que compartamos gastos y crianza ampliando el concepto de familia.
  • Los padres millennials se focalizan en lo más importante: el tiempo vivido, las experiencias acumuladas, que en el éxito social y económico. Así que cada vez presionarán más a las empresas para facilitar la conciliación laboral y familiar y para que se habiliten guarderías en el lugar de trabajo. El incremento del trabajo freelance, en casa o en espacios de coworking, también hará que compatibilicemos más el tiempo de trabajo con el de estar con los hijos. Los millennials quieren integrar la experiencia de tener hijos con el resto de su vida y no convertirse en una persona completamente diferente por el hecho de ser padre. Esa integración implica también menos desplazamientos en coche y acercar más distancias entre colegio, trabajo y hogar, lo que de paso reduce la contaminación.
  • En general, hay una tendencia muy fuerte que comprende que los recursos y la economía deberían ser circulares. Los productos no se  deberían comprar para usarlos y después tirarlos a la basura, sino para que de alguna manera vuelvan a ser reutilizados. Si usamos materiales reciclados, si vendemos o regalamos lo que hemos usado, si tenemos que retornar todas las compras para que vuelvan a entrar en la cadena de producción, cerramos el círculo de la economía para que sea sostenible y reducimos residuos.

La preocupación por el mundo que dejaremos a nuestros hijos hace que busquemos maneras más ecológicas y sostenibles de criarlos y educarlos.

Fotos | iStock FamVeldLacheev

En Mi Mundo Philips | Tendencias de crianza que vienen de EEUU ¿las veremos pronto aquí?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.