¿Es más sano comer sin gluten?

, 26 de mayo de 2017

Con motivo del Día Nacional del Celíaco el gluten vuelve a ser un tema de moda, pero sigue levantando muchas dudas y controversia. Una dieta sin gluten, ¿es más o menos saludable? Seamos o no celíacos, la clave para comer bien y sano sin gluten está en apostar por alimentos reales y cocinar mucho más en casa.

Dieta sin gluten para celíacos y no celíacos

Ya sabemos que la celiaquía es una enfermedad autoinmune que provoca la intolerancia al gluten, un tipo de proteína que contienen ciertos cereales como el trigo o el centeno. Los celíacos tienen que eliminar cualquier alimento que contenga gluten directa o indirectamente, porque una mínima cantidad puede ocasionar problemas.

Una vez diagnosticada, la persona celíaca solo tiene que adaptar su dieta para llevar una vida totalmente normal, pero ¿y la población general? ¿Tiene beneficios o consecuencias negativas renunciar al gluten? En realidad, ni una cosa ni la otra: lo importante es llevar una alimentación equilibrada y saludable.

El gluten y los alimentos que lo contienen no es malo, pero tampoco es imprescindible. Por eso, si tenemos un celíaco en la familia podemos adaptar todos nuestros platos tranquilamente para que sean libres de gluten y así sea más sencillo planificar los menús familiares.

Con o sin gluten: la cocina casera es la mejor opción

Médicos y nutricionistas insisten en que para adelgazar o para alimentarse bien no hay que enfocar el problema en el gluten, la clave está en cambiar de hábitos. Comer sin gluten no será más sano si cambiamos a platos precocinados, dulces industriales o productos ultraprocesados solo porque no lleven gluten. ¿La mejor solución? Cocinar más en casa.

Por ejemplo, si para desayunar preparamos nuestro propio pan para las tostadas y hacemos zumos y batidos caseros, tendremos la confianza de usar los mejores ingredientes frescos y naturales. Así no tenemos que preocuparnos de leer etiquetas para comprobar que son sin gluten, y evitamos el exceso de azúcares y grasas de los productos comerciales.

platos de cuchara otoño

Una pizza comprada no será más sana por no llevar gluten; es mucho mejor hacer la masa nosotros y llenarla de verduras y productos frescos de calidad. Cuando hay un celíaco en casa podemos verlo como una oportunidad para que toda la familia se anime a probar ingredientes nuevos como quinoa, mijo, teff, amaranto o alforfón.

Cocina casera de toda la vida, dieta mediterránea y abundancia de productos vegetales de temporada: ese es el secreto de una verdadera dieta saludable, con o sin gluten. ¿Tenéis celíacos en vuestra familia? ¿Cómo adaptáis los menús en casa?

En Mi Mundo Philips | Un menú sin gluten sabroso y para toda la familia es posible

En Mi Mundo Philips | Convierte tus zumos y batidos en superfood: los mejores superalimentos que puedes añadir

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.