Usos sorprendentes para los posos de café, incluso en tus recetas

, 22 de julio de 2016

Posos de café

Nos encanta el café en todas sus formas y disfrutamos de cada paso del ritual de prepararlo. El placer de la experiencia empieza ya cuando compramos los granos recién tostados, y llega a su culmen cuando degustamos la última gota de nuestra taza. Pero la utilidad del café no tiene por qué quedarse ahí, podemos emplear los posos que quedan en nuestra cafetera expreso para multitud de usos sorprendentes. ¿Te animas a darle una segunda vida al café?

Reutilizar y reaprovechar los posos de café

Posos de café

En realidad no es la primera vez que hablamos por aquí de cómo se pueden aprovechar los posos de café que quedan después de preparar la infusión. Incluso hay quien investiga y experimenta para reutilizarlos como material para crear obras de arte y objetos como lámparas, una manera muy original de apostar por la sostenibilidad en casa. Pero nosotros en casa no tenemos que complicarnos tanto para usar los posos, y además pueden ser una ayuda muy útil.

Lo importante es acordarse de vaciar el depósito de nuestra cafetera con regularidad, mejor cada día si somos muy cafeteros. Debemos esperar un par de horas para que los posos pierdan la humedad inicial y se asienten después del proceso de infusión, luego solo hay que vaciar los posos en una bandeja o un plato, deshacer los bloques con las manos o con un tenedor y dejar que los granos se aireen un poco antes de utilizarlos.

Cómo usar los posos de café en casa

Posos de café

Los posos de café pueden ser un producto muy práctico para ahorrar en las distintas tareas cotidianas de casa. Gracias a su textura granulosa y a la composición química del café se convierten en un aliado a la hora de limpiar y también de cuidar las plantas. Lo mejor de todo es que es un producto ecológico y natural, y huele de maravilla. ¿Cómo puedes usar los posos?

  • Para limpiar el menaje de cocina. Las fuentes, bandejas, sartenes y planchas, especialmente los útiles de horno que tienden a acumular grasa, suelen ser más difíciles de limpiar y nos obligan a hacer remojos y frotar con esponjas a veces muy agresivas. Prueba a frotar mezclando tu detergente habitual con posos y verás cómo la suciedad sale con menos esfuerzo.
  • Como fertilizante de plantas. Este truco no es nada nuevo, seguro que ya lo usaba tu madre o tu abuela. Si tienes jardín o unas macetas en el balcón o la terraza, aprovecha siempre para vaciar el depósito de tu cafetera en la tierra. Son ricos en minerales y ayudan a airear y mantener saludable el sustrato sin agredir a la planta, y es válido para cualquier especie. Además puede ayudar a mantener lejos algunos insectos.
  • Para crear un compost casero. Cada vez hay quien se anima más a elaborar su propio compost en el jardín de casa. Es una manera ecológica de aprovechar los recursos naturales y de obtener sustrato natural muy rico para la tierra. Añade los posos de café para conseguir un compost enriquecido y que ayudará a evitar los malos olores que a veces producen.
  • Evitar malos olores en la cocina. Precisamente podemos beneficiarnos de la capacidad antiodorizante del café para despedirnos de los malos olores que a veces se acumulan dentro de la nevera o de la despensa. Simplemente coloca un cuenco con posos de café bien secos y aireados dentro de la nevera, preferiblemente en la parte donde coloques aquellos alimentos que suelen emitir olores fuertes, como la cebolla, el queso o sobras de comida.
  • Manos perfectas. Esa misma capacidad se puede aplicar a la limpieza de nuestras manos, especialmente después de manipular ajo, cebolla o guindillas. Por mucho que nos lavemos las manos después de picar dientes de ajo el olor tarda en desaparecer, pero si te las frotas con un puñado de posos de café conseguirás que queden impolutas.
  • Tuberías y desagües limpios. Limpiar el depósito de la cafetera en el fregadero siempre es una buena idea, no solo es práctico y fácil sino que además los restos de los posos que se cuelen por el desagüe ayudarán a mantener las tuberías limpias, sin atascos y sin malos olores.

Cocinando con los posos de café

Posos de café

Además de muy útiles en casa, también los posos de café tienen una segunda vida en la cocina. Sí, podemos cocinar todo tipo de recetas con café, incluso con el café en grano recién molido, pero los posos siguen teniendo mucho aroma que se puede aplicar a muchos platos. Aquí tienes algunas ideas:

  • Marinar carnes. Una buena pieza de carne puede mejorar mucho si la marinamos con una mezcla aromática. El café es perfecto para combinar con especias como el pimentón, el comino, la mostaza, la cayena o el jengibre. Frota con las manos un buen entrecot, un solomillo o una pechuga de pollo, cubre bien con la mezcla y dejar reposar al menos una hora. Después cocina al grill o a la plancha y disfruta de un sabor diferente y una carne muy jugosa.
  • Una “tierra” dulce. Para emplatar tus dulces y postres prueba a triturar unas galletas de chocolate con cacao en polvo y posos de café. Tendrás una combinación granulosa con la apariencia de tierra, aromática y elegante para colocar de base en el plato. Sorprenderás a tus invitados y no podrán evitar recoger hasta la última miga con el dedo.
Posos de café
  • Aromatizar guisos y platos de cuchara. Las recetas de sopas y guisos muy especiados, como el chili o los currys, se pueden enriquecer con un pequeño toque de posos de café mezclados con el resto de las especias. Si preparas una olla picantona anímate a probar también un toque de chocolate, ambos ingredientes se combinan para enfatizar todos los sabores y nadie sabrá cuál es el secreto.
  • Enriquece tus desayunos y meriendas. Si eres de los que acompañan el café de la mañana con un cuenco de cereales, avena o con un smoothie casero, utiliza los posos para enriquecer aún más tus desayunos. Añade una pizca a la mezcla de cereales y fruta, o espolvorea sobre las tortitas y tostadas. También puedes añadirlos directamente a tu batidora cuando vayas a preparar tus batidos o mezclarlos con azúcar y canela para dar un toque crujiente a las magdalenas y bizcochos.

Estos son algunos de los usos más originales y prácticos que podemos dar a los posos de café, ¿te animas a probarlos en casa? Aprovecha al máximo tu café dando una segunda vida a los posos, ya nunca más querrás desecharlos.

Fotos | Bon Appetit, International Hospitality, David Joyce, Scott Schiller, Makia Minich

En Mi Mundo Philips | Sorbetes, granizado, frappé y otras formas diferentes de tomar el café muy frío

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.