Verano sin alergias: prepara tu casa de vacaciones

, 20 de junio de 2017

¡Ya está aquí el verano y con él las merecidas vacaciones! Claro que lo que deberían ser días de descanso y diversión pueden estropearse si somos alérgicos, pero no tiene por qué ser así. No dejes que la alergia te arruine las vacaciones; sigue nuestros consejos para respirar un aire limpio allá donde vayas y sigue disfrutando del verano.

Las dificultades del verano para los alérgicos

Siempre se considera la llegada de la primavera como la época más complicada para los alérgicos, pero no debemos olvidar que el verano también conlleva riesgos a los que prestar atención. Las altas temperaturas y la elevada humedad hacen que los males primaverales se extiendan todo el verano, poniéndoselo difícil a las personas con alergias.

El gran problema es que en verano salimos de vacaciones y dejamos la seguridad de nuestro hogar, donde ya sabemos cómo mantener los alérgenos fuera. ¿Qué pasa cuando salimos de viaje, vamos a la playa o alquilamos una casa rural? No hay que resignarse a pasar unas malas vacaciones, podemos aplicar una serie de medidas sencillas para preparar la casa de vacaciones y disfrutar de un aire limpio y saludable sea donde sea.

Preparando el viaje

Si todavía estamos a tiempo de elegir el destino, es mejor optar por zonas de interior. La costa tiene una humedad relativa excesivamente alta que favorece a los alérgenos y puede provocar un aumento de ataques de asma y dificultades para respirar. Lejos del mar el ambiente es más seco y limpio, mucho mejor en lugares de montaña con menos flores.

A la hora de viajar también hay que ser precavidos: nada de ventanillas bajadas para dejar entrar la brisa. La contaminación de las carreteras y de los demás vehículos son otro factor de riesgo que evitaremos fácilmente con el coche bien cerrado. Y antes de salir haz que revisen el sistema de aire acondicionado para comprobar que los filtros están en perfecto estado.

Puesta a punto de la casa de vacaciones

Cuando llegues a tu destino, ya sea una segunda residencia o una casa de intercambio o alquiler, no corras a abrir las maletas. Primero hay que poner bien a punto la vivienda; aunque parezca que está limpia y ordenada son los alérgenos que no se ven lo que más nos tiene que preocupar. Lo ideal sería llegar a la casa “desnuda” de textiles, con toda la ropa de cama, fundas de sofás, cortinas, alfombrillas, toallas y trapos sin colocar. Cierra ventajas y puertas, y si hay alfombras, guárdalas; es verano y no hace falta estar lidiando con ellas.

A continuación es el momento de aspirar a fondo cada rincón para eliminar completamente todos los posibles alérgenos. Con los aspiradores Philips dotados de filtros HEPA 13 es muy fácil dejar la impecable ya que eliminan hasta el 99,95% del polvo y otras sustancias de cualquier superficie, con el mayor rendimiento.

Un aspirador como el PowerPro Ultimate sin bolsa es especialmente recomendable si viajamos con nuestra mascota o si vamos a un entorno rural, en el que hay animales de granja y salvajes en los alrededores. Este aspirador tiene un cepillo especial para eliminar cualquier tipo de pelo de suelos y alfombras.

Aspira también en el interior de los armarios y sobre sofás y sillones antes de deshacer las maletas y colocar la ropa, y recuerda que es aconsejable aspirar la casa a diario para garantizar un entorno completamente limpio.

Lleva el ire limpio contigo

Si el resto del año disfrutas de un hogar limpio y seguro gracias a tu purificador, ¿por qué no extender esa confianza durante las vacaciones? Uno nunca sabe qué se va a encontrar cuando viaja en verano y el riesgo de alergias se puede multiplicar si nos toca una temporada más húmeda o cálida; la mejor garantía es viajar con el purificador.

La gama de productos de tratamiento de aire de Philips eliminan todos los contaminantes y alérgenos que se generan en el interior de cualquier vivienda, independientemente de dónde esté. Si alquilamos una casa rural puede que los propietarios se esfuercen mucho en ofrecerla limpia y ordenada, pero pocos se preocupan de los posibles alérgicos.

Por eso merece la pena hacerle un hueco en el maletero a nuestro purificador para despreocuparnos del aire que respiramos también en vacaciones. La tecnología VitaShield IPS elimina el 99,97 % de los alérgenos, sean de campo, ciudad o playa, y con Aerasense podemos visualizar en tiempo real la calidad del aire en todo momento.

También es buena idea meter en la maleta un humidificador si somos más sensibles a la humedad del aire. La tecnología NanoCloud de Philips controla con precisión el nivel de humedad óptimo y reduce la dispersión de bacterias hasta un 99%, expulsando un aire saludable, constante y uniforme.

Precauciones sencillas para disfrutar en vacaciones

Finalmente, recuerda tomar algunas precauciones en el día a día de tus vacaciones para disfrutarlas al máximo:

  • Mucho cuidado con los ventiladores y aires acondicionados. Limpia bien los que tengas en casa y revisa los filtros antes de usarlos el primer día.
  • Evita abrir la casa o tender la ropa a primera hora de la mañana y a última de la tarde, que es el horario de máxima polinización.
  • Dejad los zapatos de calle siempre en la puerta y utilizad calzado específico para estar dentro de la vivienda, sobre todo si vamos al campo.
  • Si viajamos con nuestra mascota hay que cepillarle bien el pelo cada día después de que haber estado al aire libre, y mejor si antes les pasamos una toalla húmeda.
  • ¿Hay peluches o muñecos decorando la casa? Guárdalos en un armario, son una fuente ideal de acumulación de alérgenos.
  • Recuerda lavar con frecuencia la ropa de cama y toallas a altas temperaturas, y aprovecha para aspirar el colchón entre las coladas.

En Mi Mundo Philips | Errores frecuentes en decoración que un alérgico debe evitar

En Mi Mundo Philips | Por qué limpiar el cuarto de baño también es importante para los alérgicos

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.