Viajar con bebés… y que sean vacaciones de verdad

, 26 de julio de 2012

En ocasiones viajar con bebés puede ser tan estresante que es probable que posteriormente necesites unas vacaciones de las vacaciones para relajarte de verdad. Si llevas todo bien preparado de antemano evitarás los nervios de última hora y tendrás la seguridad de tener todo lo que puedas necesitar a tu alcance. Tampoco se trata de salir de casa como si te mudaras de país, pero aquí tenemos algunos consejos que te ayudarán en tu viaje:

Necesidades básicas: comer y beber

* Lleva los biberones en una bolsa térmica. La bolsa térmica de Philips AVENT permite conservar la leche fría o el agua caliente hasta cuatro horas, y en ella se pueden guardar dos biberones, dos vasos para el agua Magic o cuatro vasos VIA.

* Asegúrate de llevar una buena provisión de pañales, toallitas, medicinas, aperitivos, ropa de recambio… y que esté todo a mano. El fondo del bolso no es el mejor lugar para encontrar algo cuando hay una urgencia.

* Si el bebé toma biberones, lleva el agua caliente y la leche en polvo dosificada para que sólo haya que mezclarla directamente en el biberón. El dosificador de Philips AVENT tiene separación para tres tomas de 260 ml, aunque la separacion interior se puede también quitar para usarse como recipiente.
Dosificador Philips AVENT

* Los niños suelen sudar mucho en los viajes. Evita la deshidratación en el coche o en el avión ofreciendo abundante agua a los pequeños. Al principio necesitarán vasos antigoteo como éstos de Philips AVENT, libres de BPA.

Bebé entretenido, padres felices

* Prepara un pack de entretenimiento: libros, pinturas de colores, un nuevo juguete que les sorprenda… A mí me funcionó, en un viaje bastante largo en coche, algo tan simple como un libro de pegatinas. El niño estuvo horas entretenido con las pegatinas, que acabaron por todo el coche, por cierto. A partir de un año o un año y medio ya se pueden entretener con ese tipo de cosas, o viendo una película en el DVD o unos vídeos o fotos en un smartphone.

* El niño es cosa de dos. Túrnate con tu pareja para conducir y para cargar con el niño si hace falta llevarlo encima. Los menores de dos años viajan prácticamente gratis en los aviones (sólo pagan las tasas)… porque su asiento eres tú.

* Lleva bien apuntados todos los detalles del destino, del viaje y del hotel. Quizá éste tenga algunos servicios de utilidad para las familias que viajan con niños, como alquiler de cunas, mini cocina en la habitación o menús especiales para bebés. Todo lo que tengan allí, serán menos cosas que tú tendrás que cargar.

Mi mundo Philips | El bebé está al caer: coge la bolsa y corre

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.