Vuelta al trabajo tras la baja de maternidad: cómo crear un banco de leche

, 30 de agosto de 2012

Si la vuelta al trabajo tras las vacaciones es dura, más lo es aún tras disfrutar de la baja de maternidad. La burbuja en la que has vivido con tu hijo recién nacido se termina, y hay que volver al trabajo. Desafortunadamente, aunque la Organización Mundial de la Salud recomienda un período de lactancia en exclusiva de seis meses, en España la baja de maternidad es bastante más corta (16 semanas, es decir, menos de cuatro meses), y todas las madres nos enfrentamos a un gran dilema en el momento del retorno laboral:

¿Sigo con la lactancia materna?

Mi recomendación es que continúes todo lo que sea posible, por tu salud y por la de tu bebé. Antes de que se acabe la baja de maternidad, debes planificar cómo lo vas a hacer, segun los horarios laborales que tengas. Muchas madres se extraen la leche en el trabajo, guardándola en la nevera de su oficina hasta que van a casa. El extractor eléctrico de leche Philips AVENT el ligero para llevar al trabajo y te facilita la extracción gracias a que memoriza tu ritmo de extracción personal.

Si ves que te va a resultar complicado continuar con la lactancia materna en exclusiva, puedes sustituir las comidas del bebé mientras estés trabajando por biberones de leche materna extraída con el extractor de leche, leche de iniciación o comenzar por la alimentación complementaria (frutas y purés, según el tiempo que tenga el pequeño y siguiendo las recomendaciones de tu pediatra) y seguir alimentándolo con pecho el resto de tomas. La verdad es que los pequeños se adaptan mejor de lo que pensamos a los nuevos horarios forzados. A veces se duermen cuando no está su madre y recuperan lo que no han comido cuando te tienen cerca. Yo tuve que cambiar mis horarios un par de veces tras la vuelta al trabajo, y el bebé esperaba para comer a la una y media o a las tres de la tarde, según tuviera yo mi horario.

Si continúas con la lactancia materna en exclusiva, puedes empezar a crear un banco de leche para alimentar a tu bebé con tu propia leche, desde antes de comenzar a trabajar.

Recomendaciones para la conservación de la leche materna

Si vas a crear un banco de leche materna, además de guardar suficiente espacio en el congelador, deberás tener en cuenta las siguientes instrucciones:

* Una vez extraída, la leche se debe meter en la nevera lo antes posible. En la nevera aguanta hasta 5 días, pero después de dos días en el frigorífico, no puede congelarse.

* En el congelador la leche materna aguanta hasta 6 meses. Indica en el recipiente la fecha y hora de extracción de la leche.

* Lava siempre bien tus manos antes de extraer la leche y siempre que se vayan a manejar los envases con la leche. Los componentes del sacaleches y los recipientes deben limpiarse y estirilizarse.

* Los recipientes para guardar la leche deben ser de vidrio o de plástico aptos para uso alimentario, como los vasos VIA de Philips AVENT.

* Para descongelar la leche, lo más recomendable es sacarla del congelador la noche anterior y dejarla en la nevera, donde se puede mantener hasta 24 horas.

* La leche se puede calentar o descongelar al momento bajo el chorro del agua caliente o al baño maría hasta alcanzar la temperatura ambiente. Por muy cómodo que sea, no es recomendable el uso del microondas.

Mi mundo Philips | La primera comida del bebé

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.