Vuelve a enamorarte del café en otoño

, 4 de octubre de 2017

Todavía disfrutamos de temperaturas agradables, pero este veranillo de San Miguel o “veroño” es engañoso. Cuando menos te lo esperes necesitarás el abrigo para salir y de pronto te darás cuenta de que los días se han hecho muy cortos. Pero que el otoño no te amargue: es una estación llena de encanto y la mejor época para volver a enamorarte del café.

Adiós al café con hielo y los helados

Ahora nos parece que ha pasado volando, pero el verano ha sido muy largo y seguro que has perdido la cuenta de todos los cafés con hielo que te has tomado. No renunciamos a nuestro café ni cuando más aprietan las temperaturas, por eso en los meses estivales nos refrescamos con opciones frías, granizados, cold brew y helados de nuestra bebida favorita.

Pero admítelo, echabas de menos el placer de saborear tu café recién hecho, caliente y humeante. Las elaboraciones frías cafeteras están muy bien y ayudan a sobrellevar las olas de calor, pero no hay nada como un café servido y saboreado como mandan los cánones. El perfect serve de la taza no tiene comparación ni con el helado más suculento.

Vuelta a la rutina, vuelta a tu ritual cafetero

Otoño es sinónimo de vuelta al trabajo y a los estudios, de recuperar rutinas y hábitos cotidianos. Pero dejemos de verlo con un matiz negativo, lo rutinario también tiene algo de reconfortante, de reencontrarse con la comodidad y la seguridad del hogar, y de volver a nuestros rituales en casa.

Suena el despertador y se te hielan los pies al salir de la cama, subes la persiana pero aún no hay ni rastro del sol y la ropa recién salido de la ducha está helada. Pero entonces enciendes tu cafetera automática, pulsas un simple botón y el aroma a café recién hecho ya te va quitando las penas.

El olor del café molido y preparado a tu gusto ya activa el cerebro y el cuerpo recibe su calor como un bálsamo para enfrentarse a la jornada. Se acabó lo de tener que acordarte de tener hielo en el congelador o esperar a que el café se enfríe para poder beberlo sin quemarte; en otoño hasta nos alegramos de que vuelva el frío para saborear el café en su temperatura óptima, cálido y reconfortante.

Sabores de otoño en armonía con tu café

Todo lo que rodea la atmósfera otoñal parece estar en perfecta armonía con una taza de café. Ahora que todavía el frío se lleva bien, es la época ideal para disfrutar al aire libre, reencontrarse con la ciudad y pasear por parques y jardines. En verano, con el calor, era imposible.

Organizar una excursión al campo o al bosque para contemplar la caída de las hojas o buscar castañas y setas es un plan perfecto para toda la familia. Si la cosa se alarga podemos llevarnos un termo calentito con café, o montar la merienda en casa a la vuelta para reponer fuerzas. Prueba a asar castañas en casa mientras preparas cafés para todos y verás cómo tu casa se llena de aromas otoñales deliciosos.

Es también el momento de redescubrir tu ciudad después de las vacaciones, de disfrutar paseando por las calles mientras todo se tiñe de colores ocres y hojas que crujen por las aceras. Apetece refugiarse en una cafetería a degustar un buen café de especialidad, compartiendo una tarde sin prisas con los amigos, al más puro estilo millennial.

Cafetera y horno: un matrimonio perfecto

Pero está claro que donde mejor se está es en casa, al calor del hogar. Por fin encender el horno no es una actividad de alto riesgo y ya apetece preparar algún dulce con los aromas de la estación. Bizcochos, magdalenas y galletas se llenan de los sabores típicos otoñales: miel, calabaza, castañas, nueces, canela, sirope de arce, jengibre, nuez moscada… olores reconfortantes que también puedes llevar a tu café.

Vuelven también las tardes de sofá y manta para montar sesiones de cine y series en casa. Los visionados se disfrutan mucho más con una taza calentándonos las manos y algún capricho dulce para acompañar.

Puedes crear el maridaje perfecto aderezando tu capuccino con canela y un toque de clavo, o preparando un pumpkin spice latte al más puro estilo americano. ¿Y qué tal unas pastas de miel? Aprovecha para endulzar con ella también tu café.

Si tenías un poco olvidada a tu cafetera durante el verano, vuelve a colocarla en el lugar que se merece este otoño. Tu café mañanero no solo te ayuda a coger ritmo, también se convierte en un lujo para degustar sin prisas, cuando más te apetezca, en cualquier momento.

Hay pocos placeres tan sencillos como escuchar la primera tormenta de otoño refugiados en casa, escuchando música o leyendo, mientras se nos calientan las manos y el cuerpo con un buen café hecho a nuestro gusto. El otoño no suena tan mal, después de todo.

Fotos | iStock.com/LanaSweetArtSvitlynanata_vkusideyLana_MWiktory

En Mi Mundo Philips | Siete razones para celebrar el Día Internacional del Café

En Mi Mundo Philips | Guía para hacer ‘latte art’ en casa como un profesional

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.