Y en 2014 se volvió a reinventar la luz: Hue y la era de la iluminación conectada

, 25 de noviembre de 2014

philips-hue-1

Lo que ha cambiado el mundo en los últimos 20 años con la llegada de internet, y seguimos encendiendo y apagando las luces prácticamente igual que hace un siglo. Y es que los interruptores no han cambiado su funcionamiento en casi nada, salvo algunas excepciones como los reguladores de intensidad o esos interruptores sonoros que se activaban al dar una palmada.

Por otro lado, los sistemas domóticos más convencionales que han ido apareciendo en las dos últimas décadas eran complicados y caros de instalar, y con funciones muy limitadas. Afortunadamente se ha vuelto a reinventar la luz, y con Hue llega la era de iluminación conectada. Un mundo de posibilidades que hoy vamos a tratar de abarcar para que os hagáis una idea de todo lo que se puede llegar a hacer.

Una instalación extremadamente sencilla

El gran punto a favor de sistemas como Hue es una instalación extremadamente sencilla que se puede explicar en tres pasos:

  1. Cambiar las bombillas tradicionales por las bombillas Hue
  2. Conectar el controlador a la corriente y a nuestro router,
  3. Enlazar el conector con la aplicación Hue en nuestro móvil con solo apretar un botón
philips-hue-2

Con un solo controlador podemos manejar hasta 50 unidades de iluminación, ya sean bombillas (disponibles en todo tipo de casquillos), lámparas, tiras LED… así como otros dispositivos como el interruptor inalámbrico Hue Tap. Más que de sobra para una casa de tamaño medio e incluso una grande.

Empezando por lo básico: enciende y apaga tus luces desde el móvil o el tablet

Desde la aplicación Hue disponible tanto para iOS como para Android, podemos encender y apagar nuestras luces según queramos. Podemos encenderlas o apagarlas todas a la vez, podemos escoger qué luces encender y cuáles apagar, a qué intensidad queremos cada una o incluso a qué temperatura de color o qué color queremos cada una.

philips-hue-3

Pero eso no es todo, porque la aplicación también nos ofrece diferentes ambientaciones de luz que se adaptan a nuestras necesidades, ajustando la iluminación a si estamos estudiando o trabajando, si nos estamos relajando, si estamos de fiesta con los amigos, si queremos una luz lo más natural posible…

Además de los perfiles ya instalados, podemos descargar otros perfiles de luz para diferentes situaciones o crear nuestras propias ambientaciones personalizadas, ya sea eligiendo los colores e intensidades para cada bombilla o incluso estableciendo los tonos a partir de una fotografía.

philips-hue-4

Esto es algo realmente práctico. En casa, por ejemplo, tenemos muchos perfiles personalizados que encienden la luz de diferentes estancias en función de cada necesidad. Estos son algunos ejemplos de los que tenemos configurados:

  • Buenas noches: Se enciende la luz del salón, del pasillo y del dormitorio, con una luz cálida no muy intensa, para que no nos moleste si venimos del sofá de ver la tele.
  • Buenos días: Se enciende una luz más azulada del amanecer, tampoco demasiado intensa, en el dormitorio, el vestidor y el pasillo.
  • Bienvenido a casa: Se encienden las luces del recibidor, el salón y la cocina, que son las que sueles necesitar cuando llegas a casa bien para ir a la cocina a dejar la compra o bien directo al sofá tras una largo día de trabajo.
  • A trabajar: Se encienden las luces del despacho con una luz muy blanca, perfecta para leer, escribir o simplemente concentrarse.
philips-hue-5

Esos son sólo algunos ejemplos, los que más utilizamos, ya que tenemos muchas más configuradas en función de la situación, como una para ver la tele que genere solo un poco de luz ambiente, otra cuando tenemos invitados en las que tenemos muchas luces encendidas para que la casa resulte amplia y luminosa…  Poco a poco vas creando ambientaciones que siempre tienes al alcance de tu mano para que la iluminación de tu casa se adapte a cada situación.

Hue Tap, el interruptor portátil

Aunque controlar Hue desde nuestro móvil es fácil y rápido, ya que podemos hacerlo no sólo desde la aplicación, sino también desde el centro de notificaciones de iOS 8 o a través de widgets en Android, a veces uno no tiene el móvil cerca o no le apetece ni sacarlo del bolsillo.

Ahí es donde resulta muy útil Hue Tap, un interruptor portátil con el que podemos configurar hasta cuatro ambientes de luz diferentes, uno para cada uno de los cuatro botones que dispone. Además, no necesita ni pilas ni nada, ya que se recarga solo con energía cinética al moverlo.

Un poco más: programando la iluminación

Esta es una función que encuentro especialmente útil por las mañanas, ya que podemos programar el encendido de las luces junto con nuestra alarma en el móvil, incluso hacerlo de manera que las luces se vayan encendiendo gradualmente, simulando un amanecer.

philips-hue-6

También es práctico a medida que anochece, ya que podemos programar la iluminación para que se encienda paulatinamente a partir de cierta hora, según se va yendo la luz. O también al revés, programar que las luces se vayan apagando a medida que se hace de día y no las necesitamos, ahorrando energía, o que se vayan apagando poco a poco según nuestros niños se vayan durmiendo por la noche, sin necesidad de dejar una lamparita toda la noche encendida por el miedo a la oscuridad absoluta.

Otro uso interesante de la programación es como medida de seguridad cuando nos vamos de viaje, ya que podemos programar las luces simulando nuestra actividad diaria en diferentes habitaciones de la casa,  y no sólo una lámpara conectada a un programador de enchufe como se ha hecho toda la vida.

Complementariamente también incluye una función de temporizador, por si no queremos fijar una hora concreta, sino simplemente un intervalo de tiempo transcurrido el cual cual las luces se enciendan o apaguen.

Geofencing: tus luces saben donde estás, y actúan en consecuencia

Esta es, sin duda, mi función favorita. ¿Cuántas veces habéis llegado a casa tan cargados que os faltaban manos para encender las luces o sacar el móvil y escoger la ambientación de luces correcta? Seguro que muchas.

Pues bien, gracias al Geofencing, podemos definir comportamientos para nuestras luces en función de nuestra ubicación. Así, por ejemplo, podemos especificar que al llegar a casa se active un perfil determinado (en mi caso, el de bienvenido a casa que tengo configurado), e incluso escoger si queremos que lo haga siempre o solo cuando ya haya atardecido.

También podemos configurar que se apaguen todas las luces al salir de casa, pero en mi caso al vivir con mi pareja, lo uso menos, ya que si salgo solo de casa, no es buena idea apagarle todas las luces, aunque luego pueda encenderlas de nuevo desde su smartphone.

Controlando nuestras luces desde fuera de casa

philips-hue-8

Otro clásico entre los clásicos es que, a mitad camino de tu viaje, te entre la duda de si te has dejado alguna luz encendida en casa. La mayoría de las veces las has apagado todas, pero es un run run que te acompaña durante el viaje o las vacaciones. Con Hue y la iluminación conectada eso es cosa del pasado, ya que también podemos controlar nuestras luces desde fuera de casa.

Y es que Hue no sólo se conecta a nuestra red local para poder controlarlo desde casa, sino también a internet, de manera que podemos encender o apagar las luces desde nuestro smartphone estemos donde estemos. Hasta podremos controlar si nuestros hijos adolescentes se han ido tarde a la cama o están montando una fiesta porque las luces están encendidas a las tantas de la madrugada.

Hue es una fiesta


Hablando de fiestas, Hue es el complemento perfecto para dar un pequeño guateque en casa. No es sólo que podamos crear una ambientación lumínica acorde con la fiesta que estemos celebrando, sino que incluso podemos sincronizar la iluminación con nuestra música gracias a aplicaciones como Ambify, que convierten cada una de nuestras bombillas en una bola de discoteca que cambia al ritmo de la música.

Y si no queremos que la luz vaya con la música, sino que queremos controlar la iluminación como si fuéramos los técnicos de iluminación de una discoteca, entonces hay aplicaciones como Hue Party o Hue Disco (también para Android) que nos permiten controlar hasta el más mínimo detalle.

El cine como nunca lo habías visto con Hue + Ambilight

philips-hue-9

Si la unión de Hue más la música que estáis escuchando ya es una combinación ganadora, imaginaos la unión de Hue con vuestro televisor Philips con Ambilight y una película, de manera que la iluminación de salón vaya adaptándose a las imágenes que aparecen a la pantalla, llevando la experiencia Ambilight a límites insospechados.

Gracias a la aplicación Ambilight+Hue (para iOS y Android) podemos sincronizar nuestras luces con la televisión, escoger qué lámparas queremos que se sincronicen, indicar su posición respecto a la televisión (ya que la iluminación cambia según la posición) e incluso indicar que nivel de intensidad y de inmersión queremos.

IFTTT y tu iluminación

IFTTT, cuyas siglas responden a If This Then That (si esto, entonces aquello) es una plataforma que nos permite establecer acciones condicionales para un sinfín de cosas, incluida nuestra iluminación.

Por ejemplo, con IFTTT podemos establecer que las luces se enciendan al atardecer, que el color de la iluminación se ajuste en función del tiempo que hace en la calle o incluso utilizar nuestras luces como centro de notificaciones, de manera que parpadeen cuando recibamos un tweet, o un e-mail de alguien en concreto o nos etiqueten en Facebook, eso ya al gusto de cada uno.

Incluso podemos configurar una receta (así se llama cada orden condicional en IFTTT) para que la iluminación se ajuste a los colores de la última foto que hemos subido a Instagram o que cambie a un color cuando nuestro equipo marca un gol y a otro diferente cuando se lo marquen. Prácticamente se puede hacer cualquier cosa que se nos ocurra y habrá una receta para ello, y si no, podemos crearla nosotros mismos de forma extremadamente sencilla.

Hue y la era de la iluminación conectada no ha hecho nada más que empezar

philips-hue-10

La iluminación conectada no ha hecho nada más que empezar, y ya veis el increíble elenco de posibilidades que tenemos ante nosotros. Pero aún hay mucho por llegar.

Con Hue pasamos de una iluminación que solo podíamos controlar desde un interruptor, y que solo ofrecía dos opciones, encendida o apagada, a una que podemos controlar desde nuestro smartphone o tablet hasta el más mínimo detalle, de manera que en todo momento disfrutemos de la iluminación adecuada. Ahora solo nuestra imaginación es el límite.

Más información | Philips Hue

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.